Yordano regresó triunfante a los escenarios

Ante más de 2.700 personas que llenaron el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, Yordano regresó a las tarimas tras dos años de ausencia, luego de haber superado con éxito el síndrome mielodisplásico que había afectado fuertemente su salud.

Con un público que esperó durante una hora y media, los tambores de Vasallos del Sol dieron el inicio del repertorio que Yordano dio junto a 13 músicos, entre ellos: José Luis Pardo en la guitarra rítmica, Álvaro Benavides en el bajo y Neil Ochoa en la batería; quienes forman la banda Los Crema Paraíso y se hicieron amigos del cantante, mientras estuvo en New York en su tratamiento.

Entre los temas y visuales que disfrutó la asistencia durante un poco más de dos horas, sonaron “No voy a mover un dedo”, Media Luna y “¿Qué será de mí?”; que será parte de su nuevo CD como lo anunció antes de tocarlo en vivo, pero al mencionar que se lo dedicaba a su esposa Yuri, el artista se ahogó en llanto.

Yordano se vio bastante bromista con los comentarios que hizo entre canción y canción, hasta el punto de autochalequearse cuando cantó junto a Colina una versión de “Querida”, y no porque sea una rola original de Juan Gabriel, sino que en medio de la cantada Di Marzo perdió el equilibrio y cayó en el piso; al terminar el cover, dijo: “con caída y todo pues”.

Esta fue la primera presentación de la gira internacional y la producción musical que lanzará este mes que lleva por título “El tren del regreso”. Así que habrá Yordano pa’ rato pues volvió “una vez más, y que sean muchas”, como él mismo lo dijo en pleno concierto.

Facebook Comments