Reese Witherspoon en una entrevista que ha estado en terapia desde que tenía 16 años por problemas de ansiedad y depresión.

“Definitivamente tenía ansiedad, que se manifiesta como depresión, por lo que me deprimiría mucho”, contó la protagonista y productora de la serie de TV Big Little Lies.

“Mi cerebro es como un hámster en una rueda y no se despega”, señaló la actriz de 44 años en un podcast con la presentadora Jameela Jamil.

Después de los bebés…

Witherspoon reveló que al convertirse en madre sus problemas de salud mental se agravaron.

“No entendemos el tipo de montaña rusa hormonal que uno vive cuando deja de amamantar. Tenía 23 años cuando tuve mi primer bebé y nadie me explicó que cuando dejas de darle pecho al bebé, tus hormonas se van al baño. Me sentí más deprimida que en toda mi vida”, relató.

La intensidad de su depresión posparto la llevó a buscar ayuda de nuevo con los especialistas. “Fue horrible y aterrorizante”, dijo.

“La experiencia fue diferente con cada bebé, con uno sufrí una depresión  leve, y con otro fue tan severa que tuve que ser medicada”, detalló.

La artista tiene tres hijos: Ava, de 20 y Deacon, de 16 (con el actor Ryan Phillippe) y Tennessee de 7 (con su actual esposo).

Junto a Kerry Washington en la serie “Little Fires Everywhere”

“Creo que las hormonas no han sido suficientemente estudiadas y por eso no se comprende su efecto. Me la paso preguntando a mis doctores sobre eso, sobre lo que provocan, pero es poco lo que me pueden decir”, explicó.

“Lo cierto es que la depresión posparto, es muy real, aterradora”, manifestó la actriz, que actualmente protagoniza la serie Little Fires Everywhere.

Facebook Comments