Paulina Rubio - Cortesía
Paulina Rubio - Cortesía

La cantante Paulina Rubio fue demandada por su expareja Gerardo Bazúa debido a que la misma quería llevarse al hijo de ambos Eros a España pero su padre no estaba de acuerdo, legalmente el hombre se negó, por lo que la Pau tuvo que solicitar una audiencia virtual en contra y  salió victoriosa.

Bazúa decía que el viaje podría ser un riesgo para la salud del menor debido a la COVID-19 sin embargo, la chica dorada le pidió autorización para renovar el pasaporte del pequeño y el mismo se negó rotundamente a dársela.

Leer también: Ricardo Montaner sacó las garras por su familia

A la mujer no le quedó otra que solicitar una audiencia de forma rápida y afortunadamente venció, aparentemente la artista presentó argumentos que constan que Gerardo no quiso entregar los papeles a tiempo.

Rubio no fue tonta y aprovechó para tratar con la jueza asuntos de su hijo mayor, pues la misma apoyó a la Paulina y le dio el permiso para poder viajar junto a su hijo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Paulina Rubio (@paulinarubio)

 Cabe recordar que Paulina Rubio perdió la custodia del infante luego que el exmarido la denunciara porque ella no le permitía verlo y él quería solicitar ser el padre legal, los mismos tuvieron a Eros sin estar casados, y probablemente por ese motivo el chico no estaba reconocido por su papá.

Cortesía
Cortesía

Finalmente se arregló todo y el menor no puede ser trasladado a ningún lugar sin tener la autorización de ambos padres.

No olvides suscribirte a nuestro canal de Telegram, unirte al grupo de WhatsApp, además de seguirnos en InstagramTwitter y YouTube

Facebook Comments