La actriz Halle Berry confesó en el programa The Tonight Show Starring Jimmy Fallon que una escena que debía ser sensual casi se convierte en su ultima aparición en Hollywood.

La ganadora del Oscar por Monster’s Ball interpretaba a Jinx Johnson en Muere otro día, junto al irlandés Pierce Brosnan, quien daba vida a James Bond en esa época.

Berry relató desde su casa que en la escena ella trataba de seducir a Brosnan, pero al final estuvo a punto de morir asfixiada.

“Se suponía que todo debía ser sensual; traté de seducir a James Bond comiendo un higo, pero empecé a atragantarme y me estaba asfixiando. En eso Pierce se levantó y me hizo la maniobra de Heimlich. Tendrías que haberlo visto, no fue nada sensual”, detalló.

Leer también: ¿Tom Hanks ayudará en la vacuna del coronavirus? Entérate cómo

Añadió que luego de ese episodio guarda una buena amistad con su colega. “James Bond sabía cómo hacer la maniobra de Heimlich y estuvo ahí para mí. Será siempre una de mis personas favoritas del mundo”, acotó.

Facebook Comments