Con seis años en la industria del cine para adultos Viktor Rom reveló detalles de su trayectoria en un Live con Ronda. El abogado que decidió abrirse camino en el porno contó incluso que recibió amenazas contra su familia si continuaba desnudándose.

“Recibí amenazas por ser actor. Al ganar el primer premio todo cambio. Temía que le hicieran daño a mi familia. Envidia, no sé y moví cielo y tierra para averiguarlo pero nunca di con quiénes eran. Todo lo he hecho por mi familia y nunca me ha interesado lo que la gente diga. Cuando vieron que estaba consagrado me dejaron en paz”, revela evidentemente emocionado.

Para Rom esto es un negocio que disfruta pero al que hay que dedicarle tiempo y constancia. “Yo primero hice un estudio de mercado, antes de entrar. Sabía que iba a producir mucho dinero y tener muchas ganancias. En ese sentido ¿iba a esperar que otros me criticaran cuando yo no ganaba nada de ellos y el mundo me esperaba para esto?”, reflexiona sobre su ingreso a la industria en 2014.

Graduado en la Universidad Católica de San Cristóbal, con tres postgrados en derecho, según contó, Rom también dijo que esta era la primera vez que un medio venezolano lo entrevistaba, en seis años que lleva en el oficio. “Gracias a los medios de comunicación tenemos lo que tenemos y hay famosos que no ven eso y se vuelven inalcanzables. No es mi caso. Gracias a Ronda por el apoyo”.

Entre otras cosas, el actor de cine para adultos asomó que ha recibido por encima de 20 premios, tras realizar la friolera de 600 películas. “Que las supero sumando los Only Fan. Antes de la cuarentena prácticamente grababa todos los días. La industria ha tenido que reinventarse (tras el Covid-19). Muchas películas de archivo están saliendo, entre ellas siete películas nuevas mías. Tengo material para seis o siete meses”.

Tras la cuarentena los productores se reunieron por video para determinar acciones. “Está prohibido grabar o nos pueden sancionar, no permite ningún tipo de escena. Mucha gente está haciendo videos amateurs y por allí se produce. La gente en casa y el morbo webcam están pagando mucho en tiempos de confinamiento. Hay bastante competencia pero para todo hay público”.

Inicios intermitentes

Según Rom para participar en su primera película lo mandaron a bajar cinco kilos “y bajé 12. Lo que les gustó fue que encontraron al fin, un macho activo dominante. Grabé cuatro escenas y salí muy triste, porque quería quedarme. Me preocupaba que no editaran las películas. Me dijeron que era muy bueno y que no me perdiera”.

Con el gusanito de las ganas en 2014 finalmente fue convocado por un gran estudio y desde entonces no ha parado. “La primera escena que salió la grabé solo en Barcelona y me enamoré de esa ciudad. Fui al casting, hice mi escena durante media hora y todos en el set estaban erectos. Me dije esto va a ser un boom. Cuando la subieron en Twitter fue una locura en España, México y Brasil. Ese día me dije la gente va a seguir hablando de mí”.

Triunfar en el oficio le permitió llevarse a toda su familia a Barcelona.

Según relata, dar con el nombre artístico fue sencillo. “Viktor surge de mi familia, mi tío se llama Víctor y hay unas cuantas Vickys en casa, y Rom por la ciudad de Roma que es mi favorita”.

Viktor Rom no quiere dejar para nadie

Comprometido con un millonario

Tras cuatro años solo Viktor Rom contó que el amor lo sorprendió. “Me volví muy mecánico, viajar, grabar escenas, hacer shows, todo el tiempo lo mismo. Pero estaba vacío por dentro. A los actores que grababan conmigo les daba miedo acercarse. Así que nadie se atrevía a echarme los perros y yo indiferente”, recuerda previó al felchazo instantáneo.

“Conocí a Marco Lux en El Ring en Madrid, pero fue por Instagram que me escribió luego y quedamos. Ya había visto sus obras en Londres, pero no sabía quién era el pintor. Cuando hablamos fue de arte. Él me invitó a Hamburgo a posar para una obra que estaba creando. Hicimos las fotos, lo invité a posar conmigo y me robó un beso. Hubo flechazo y comenzó todo. Desde enero estamos juntos, en cuatro meses nos comprometimos y nos tocó vivir juntos por el confinamiento. Él fue a ver mi trabajo y le gustó y lo aprobó. Al darse cuenta que todo era trabajo y yo un profesional me aceptó. Encontré al fin una persona que me entendía. Podemos tener sexo con otros pero sin poner el corazón“.

Rom contó también que en escena ha compartido con otros venezolanos como Zeus Rodríguez o Jean Franco haciendo shows. “Han sido poquitos, unos cuatro. Hoy la industria ha cambiado mucho porque antes había discriminación con los latinos. Poco a poco ha cambiado. En 2016 cuando me nominaron en Berlín, ya había ganado en España. Antes me decían puedes estar nominado pero no vas a ganar. Me propuse cambiarlo, hacer las mejores escenas. Fui el primer venezolanos y primer latino en ganar allí. Comencé a ganar, viajar y facturar más”.

Claves del éxito

Para Viktor Rom la garantía que le permite seguir haciendo lo que le gusta radica en: grabar, entrenar, viajar y hacer shows. “Ya me he acostumbrado al ritmo. Si tu quieres sobrevivir tienes que tener tu productora y lo he hecho porque tengo visión a futuro. Hay actores que con 56 años siguen entre los top del mundo. Seguiré en esto hasta que el cuerpo aguante. También me gusta descubrir muchos talentos”.

Según él el tabú se rompe abriendo la mente. “La gente ve mucho porno pero no lo admite. Me han pedido autógrafos señoras mayores. Es una cuestión cultural. Aunque hoy en día las redes sociales han abierto las posibilidades”.

El éxito para llegar a donde está se sustenta en la constancia y el morbo que transmite a la cámara. “Sin eso nada. No me aburre hacerlo una y otra vez porque siempre tengo la mente activa pensando en qué puedo sumarle de nuevo”.

A modo de confesión ha dicho que la escena más difícil le llevó 16 horas. “Nos costó mucho y fue muy fuerte. Nos inyectan una sustancia para mantener la erección. Pasa en muchas producciones grandes y te inyectan luego para bajarla. Me cuido mucho con dietas, porque la salud es importante. Cada 15 días nos hacen las analíticas en caso de enfermedades venereas y tomamos la prep para prevenir el contagio de VIH“.

Pero tampoco se hace cabeza solo con eso. De momento sigue buscando más oportunidades que le permitan llegar a nuevas plazas.

Facebook Comments