La empresaria Corinna zu Sayn-Wittgenstein acusa al rey Felipe VI de organizar una campaña en su contra.

La llamada “examiga especial” del rey Juan Carlos I, participó en el programa de la televisión vasca 360 grados, en el que habló sin censura.

Según ella, tanto los servicios secretos españoles como la Casa Real Española la han acosado.

“Han emprendido una campaña franquista de ocho años contra mí y mis hijos”, contó Corinna, que responsabiliza de esto a Felipe VI, por ser la cabeza de la Casa Real.

Mercenarios y otras menudencias

“He recibido amenazas de muerte, estoy bajo vigilancia constante, estas personas trataron de separarme de mis hijos y destruir mi red de relaciones. Mis casas han sido forzadas, me han enviado mercenarios”, dijo en el espacio.

De acuerdo a Corinna, el escándalo en el que la presentan como amante de el Rey Emérito también habría sido orquestado por la Casa Real.

“Ciertas personas en la Casa Real y los servicios secretos en España crearon la ficción de que poseo amplios secretos de Estado para justificar su campaña abusiva contra mí y mis hijos durante ocho años.”

Desde Londres, donde reside, Corinna reveló que ante esto decidió emprender acciones legales contra la Casa Real.

“Nos hemos comunicado con la Casa Real muchas veces a través de canales formales para pedirles que pongan fin a la campaña de abuso. Todos nuestros intentos han caído en oídos sordos. Está en poder de la Familia Real detener esto, pero han decidido no hacerlo, una decisión que habla por sí sola. El camino legal ahora es inevitable”.

Lea también: ¿Qué pasó? Rey de España se despidió de su herencia

Corinna Larssen pasó a ser  Corinna zu Sayn-Wittgenstein tras casarse con el príncipe alemán Casimir zu Sayn-Wittgenstein-Sayn.

Tras su divorcio, siguió usando el título de princesa y el tratamiento de Su Alteza Serenísima, algo por lo que ha sido demandada por la familia Zu Sayn-Wittgenstein-Sayn.

Facebook Comments