Felipe de Edimburgo e Isabel II - Composición Ronda
Felipe de Edimburgo e Isabel II - Composición Ronda

Envuelto por un cataclismo de presuntas infidelidades de las que nunca pudo zafarse, el recién fallecido príncipe Felipe Mountbatten, esposo por todas las de la ley de la reina Isabel II de Reino Unido, siempre fue señalado como un «soberbio infiel», pese a la lealtad que mantenía hacia su pareja.

Isabel II y Felipe de Edimburgo – Cortesía

Como bien se sabe, el también duque de Edimburgo murió este viernes 9 de abril de 2021, ante la inminente y desconsoladora noticia para la familia real británica, sus acontecimientos más notables salen a colación, tal como el caso de las presuntas desavenencias, nunca comprobadas o al menos de manera pública, del perecido hacia «Lilibet», como él le decía a su querida.

Una misteriosa novelista

En esa lista de «cachos» o «cuernos», como dicen en Europa, que según los escritos, son un secreto a voces, se encuentra la autora del libro Rebeca, Daphne Du Maurier, que según la periodista especializada en monarquía Ingrid Seward, en una reciente biografía sobre el consorte de la reina, este último pasó con la mentada escritora, un fin de semana en Cornualles.

Daphne Du Maurier - Cortesía
Daphne Du Maurier – Cortesía

En esos momentos de lujuria, el príncipe estaba a punto de casarse con la heredera al trono británico y le expresó a la fulana amante, las dudas que tenía con respecto a convertirse en el marido de la futura reina. “No quiero volver, quiero quedarme contigo”, cita Seward que así le expresó a la novelista. “No seas tonto, tu país te necesita”, le habría contestado la mujer en ese entonces.

Pero, Seward igualmente afirma que, si bien la relación del duque con Daphne era “emocionalmente íntima”, entre ambos no existió alguna “relación sexual”, a sí que se le otorga el beneficio de la duda, pues a todas estas, nunca alguna otra fuente confirmó que fuese verdad o si únicamente, el príncipe fue un «escaparate» de la señalada.

Leer también: Vida y obra del príncipe Felipe, duque de Edimburgo

Igual que su nieto Enrique, se dio un «respiro» con una actriz

Otra que aparece apostada en los ranking de las barraganas del citado royal, es la actriz Pat Kirkwood, con la que según, varios tabloides británicos en 1948, el hombre habría tenido una relación con ella, justo cuando Isabel II llevaba a su primogénito, Charles, en su vientre.

Pat Kirkwood - Cortesía
Pat Kirkwood – Cortesía

Pese a que la muy famosa admitió que Felipe la visitó hasta su camerino, esta a su vez negó de manera acérrima, haber mantenido cualquier contacto íntimo con él. “Mi vida hubiera sido mucho más fácil si, en lugar de haber entrado en mi camerino sin ser invitado, el príncipe Felipe se hubiera ido a casa con su mujer embarazada esa noche en cuestión”, refutó Kirkwood a un periodista que la increpó al respecto un periodista, además expresó su molestia con el monarca de Edimburgo por no haber desmentido dichos rumores, de forma oficial, lo que habría perjudicado inclusive su carrera.

Una cantante y otra nobiliaria también gozarían de amores con el nonagenario

Y como aquí nada se escapa, otras que salen a relucir en el listón de supuestas desavenencias de Mountbatten, se sacan a colación la cantante francesa Hélène Cordet, quien fue vieja amiga de la infancia del duque o incluso, la princesa Alejandra de Kent, prima de Isabel II, son otras de las mujeres con las que siempre se vinculó al marido de la máxima soberana de Inglaterra, motivos válidos para no pasar el fulano cuento de sus “amigas entrañables” como un eufemismo.

Alejandra de Kent y Hèléne Cordet - Cortesía
Alejandra de Kent y Hèléne Cordet – Cortesía

¿Amistad apasionada?

En 2004, la duquesa de Abercorn, Alexandra Hamilton, decidió romper el silencio frente a uno los biógrafos de la familia real británica, para acabar con el cataclismo conspirativo, con el que apuntaban un affaire con el recién fallecido príncipe, de quien aseguró, que se convirtió en su muy buena y gran amiga en la década de los 60, por un gusto que tenían en común, el interés en las teorías del psicólogo Carl Jung.

Duquesa de Abercorn, Alexandra Hamilton- Cortesía
Duquesa de Abercorn, Alexandra Hamilton- Cortesía

“Tuvimos una amistad apasionada, pero la pasión estaba en las ideas. No me fui a la cama con él (…) él necesita compañeros de juegos, alguien con quien compartir sus inquietudes intelectuales”. Así pues, sostuvo que «esos juegos nunca fueron de cama. Estoy segura de que no”. Y lo mismo aseguró cuando se le consultó si pensaba que el hombre mantuvo relaciones sexuales con otras de sus amigas.

La mayor «socia» de Isabel II

Explicado lo de la duquesa de Abercorn, es viable llevar por la misma naturaleza de la conexión que hubo entre Felipe y lady Penny Brabourne, desde 1975, la que lidera cualquier conteo de mujeres que este haya tenido, fuera de su matrimonio.

Lady Penny Brabourne - Cortesía
Lady Penny Brabourne – Cortesía

En la hemeroteca de Londres, el también Caballero Real y Penny aparecen retratados en diversas competencias de equitación o como participantes de carreras de enganche, este último, deporte en el que los aristócratas varias veces fueron compañeros.

Pasados los años, específicamente en 2010, el marido de Brabourne la dejó en la «intemperie» y huyó a las Bahamas con otra mujer. En ese momento, el duque de Edimburgo fue su principal palanca de apoyo.

Lady Penny Brabourne y Felipe (+) - Cortesía
Lady Penny Brabourne y Felipe (+) – Cortesía

Es así, como las especulaciones de los expertos y diferentes medios, aseguran que dicha amistad iba más allá de un común interés por el deporte, además sostienen algo más estridente, y es que según, hace muchos años fueron amantes con el consentimiento de la propia reina Isabel II, quien la invitaba con frecuencia a sus palacios.

Por otro lado y no descartable, fotos de la monarca de 94 años en el mismo carro con con lady Penny en 2017, camino a la misa dominical en la iglesia Sandringham o en el castillo de Windsor,  serían confirmación de que Isabel confiaba ciegamente en su esposo, quien aseguraba que la susodicha solo era «una buena amiga».

Capaz Elizabeth o «Salchicha» como solía llamarla Felipe en vida, creyó siempre en las palabras que este mismo sin temblarle el pulso, le contestó a un periodista que lo abordó sobre sus «respiros» a espaldas de su mujer:

“Pero por el amor de Dios. ¿Alguna vez te has parado a pensar que desde hace años no voy a ninguna parte sin que un policía me acompañe? ¿Cómo demonios iba a esconder una cosa así?”.

Lo cierto es que Felipe Mountbatten (+) mantuvo un matrimonio de 73 años junto a Isabel Windsor y siempre fue señalado como una persona soberbia, resentida e infiel, de hecho, así lo muestran en la serie The Crown, que ha sido catalogada como el trabajo audiovisual más semejante a la vida real de dicho sistema monárquico.

Su muerte llega después de que hace casi un mes, fue operado a corazón abierto, tras una afección por la que estuvo hospitalizado desde el pasado 16 de febrero.

No olvides suscribirte a nuestro canal de Telegram, unirte al grupo de WhatsApp, además de seguirnos en InstagramTwitter y YouTube.

Facebook Comments