Bloguera muestra su mala experiencia con el botox

La bloguera Whitney Buha, de Chicago, decidió inyectarse botox para abrir su mirada. Pero un error en la zona de aplicación ocasionó que le dejaran los ojos completamente diferentes a cómo ella pensó.

Cuando Whitney cumplió 30 años, quiso comenzar a utilizar botox para mejorar algunas zonas de su rostro con las que no se sentía a gusto, como en la frente o las líneas de expresión que se le marcaban entre las cejas.

«He estado usando botox durante tres años y nunca he tenido problemas hasta ahora. He utilizado rellenos bajo mis ojos porque tenía grandes bolsas. Me he inyectado botox en la frente, entre las cejas y también me he hecho un levantamiento de labio con botox», comentó en uno de sus videos.

Leer también: Famosas arrepentidas de haber mostrado su cuerpa

A principios del mes de marzo, poco después de cumplir los 33 años, asistió al centro estético para recibir nuevas inyecciones que le hicieran lucir unas cejas más elevadas y una mirada más abierta. Pero el resultado fue distinto, pues Buha se percató que algo no iba bien.

«Después de mi cita, mi ceja izquierda estaba más baja que la derecha, así que volví a la consulta para que me añadieran 4 unidades en la ceja para elevarla y que quedasen igual. Tres días después de esa visita esto es lo que ha pasado», compartió en su cuenta de Instagram mientras muestra la diferencia entre sus ojos.

Lo que le ocurrió en el párpado se conoce como ptosis. Se produce porque la persona que le inyectó, pinchó en el lugar equivocado y el músculo se ha relajado demasiado, haciendo que caiga sobre el ojo. «Mi ojo derecho está más abierto que antes del botox, también mi ceja, que es lo que yo quería. Y el otro… es tan embarazoso… Yo no quería esto», afirmó.

No olvides suscribirte a nuestro canal de Telegram, unirte al grupo de WhatsApp, además de seguirnos en InstagramTwitter y YouTube.

Facebook Comments