San Roque - Cortesía

San Roque, el santo peregrino antipestífero de Montpelier, nació a mediados del siglo XIV, en el seno de una familia rica. Luego de quedar huérfano muy joven, decidió entregar su fortuna a hospitales y personas necesitadas para dedicarse al cuidado de enfermos.

La historia indica que el culto de San Roque se extendió en el mundo por su compromiso con las personas enfermas en zonas devastadas por pandemias. Se dice que se invoca su protección escribiendo en las puertas de la casa las siguientes iniciales: V.S.R  que significan “Viva San Roque”.

Tres materiales y una luz, serán los canalizadores de sus energías para protegerte y abrirte los caminos en estos momentos.

Leer también: Abre el camino de tus asuntos legales con cáscara sagrada

Materiales

  • Ramas de Albahaca.
  • Rama de Altamisa.
  • Una cucharada de vinagre.
  • Una vela blanca.

Preparación

Coloca al sol del mediodía un litro de agua. Pon allí las ramas desmenuzadas de la altamisa y  la albahaca que  deben reposar por  10 minutos. Luego cuela el agua y antes de bañarte échale una cucharada de vinagre blanco.

Déjate en el cuerpo el agua por unos tres minutos y pide a San Roque que te abra los caminos y te de salud en estos momentos tan difíciles. Repite el baño tres veces y no olvides encender en cada oportunidad una vela blanca a este milagroso Santo haciendo tres veces la señal de la cruz como muestra de agradecimiento. Recuerda cumplir con las medidas higiénicas y quédate en tu casa para evitar contagios.

Por: Eleodina Ramírez Araos

Periodista  y astróloga

[email protected]

No olvides suscribirte a nuestro canal de Telegram, unirte al grupo de WhatsApp, además de seguirnos en InstagramTwitter y YouTube.

Facebook Comments