Con un derroche de color, a cargo de Taylor Swift junto al vocalista de Panic! At the Disco (Brendon Urie) para interpretar su último hit: «Me!», este miércoles 1 de mayo se llevó a cabo desde el MGM Grand de Las Vegas, Estados Unidos, la ceremonia del Billboard Music Awards 2019. Hombres agarrados a paraguas que descendían de las alturas, papelillos, pirotecnia y una banda marcial en vivo completaron el show ofrecido por Taylor, a las 8 de la noche. La gala se extendería por tres horas.

Tras la apertura Kelly Clarkson, maestra de ceremonia, regaló en vivo y sin demasiados artilugios una presentación en la que su voz fue la gran protagonista interpretando súper éxitos nominados. Se le vería cambiar de look varias veces durante la maratónica jornada musical para dar linealidad al espectáculo que tuvo más presentaciones que premios entregados en escena (previo al show se entregaron el resto de categorías).

El primero de los reconocimientos fue para el Mejor artista R&B, que recayó en manos de Ella Mai.

Una de las mejores voces del momento continuó con las presentaciones. Íntima y y natural, e interpretando «Without me», Halsey regaló sensualidad, ballet y erotismo en medio de lo que parecía una historia lésbica de amor y desamor. Piano, violines y percusión, bastaron en la impecable presentación de su primer sencillo en solitario. Regresaría más adelante para cantar otro tema con la banda BTS.

Acto seguido se entregaría el premio de Mejor artista de Rock a la banda Imagine Dragons que, en su discurso de agradecimiento, hablaría de la necesidad de proteger a la comunidad LGBTI para evitar suicidios y bullying contra la comunidad gay en Estados Unidos.

Tras la pausa vendría Ciara para cantar su nuevo tema «Thinkin Bout You», recordando en escena a la diva Janet Jackson, en estilo y voz. Acompañada por sus movimientos y cuatro bailarines, la cantante logró animar a los presentes.

Tras su show, Drake se llevaría el premio a Mejor álbum top 200 por «Scorpion», quinta placa de su carrera con 25 canciones, varias de ellas colaboraciones (sus siete sencillos del disco alcanzaron el top 20 de la cartelera Billboard Top 100). El reconocimiento se lo dedicó, en tono de broma, a Arya Stark (de la serie Game of Thrones).

Sería el turno de Dah y Shay con Tori Kelly de interpretar, en tono country, «Speetchless». Románticos hicieron de sus voces armonía.

El premio al Mejor nuevo artista lo conquistó el rapero Juice Wrld quien se lo arrebató a la grandiosa Dua Lipa.

Entre altos y bajos, los Jonas Brothers se reencontraron tras seis años de carreras en solitario para cantar un popurrí con temas como: «Jealous», «Cake By the Ocean» y «Sucker» los cuales conquistaron aplausos. Tenían 10 años sin presentarse en vivo juntos.

Seguiría el premio al Mejor dúo o grupo para los surcoreanos BTS, la primera banda desde The Beatles en alcanzar la posición número uno con tres discos en el mismo año.

Con los temas «Talk» y «Better» el músico texano Khalid compartiría su felicidad y sencillez en tarima. Un tanto aburrido, hay que decirlo.

Volvería al escenario como Mejor artista masculino Drake, por segundo año consecutivo. El multinominado se llevó uno de los premios más importantes y pidió a los artistas que dejaran saber lo que sienten por otros artistas. «Vamos a mostrarle amor al prójimo».

Esperadísima, Arianna Grande aparecería sobre un carro con bailarines para cantar «7 Rings». Le acompañarían coreografías al tema incluido en el disco «Thank U Next». Vestida de rosado se movería a lo largo y ancho del set con gracia y soltura vocal. Continuó, inmediatamente y sin pausa, Madonna con Maluma con una presentación en la que la diva compartía con sus hologramas, para cantar «Medellín». Fue el toque latino de la ceremonia.

Tras el show, se entregaría el galardón a la Mejor canción Rap para Cardi B por «I Like it», sencillo que interpreta junto con Bad Bunny y J Balvin. «Si tienen un artista favorito apóyenlo, descarguen su música», recordó a sus fans a quienes dedicó el reconocimiento.

La noche avanzó con el Premio Icono 2019 para Mariah Carey, quien ofreció su voz de cinco octavas algo apretada y forzada a partir del corsé que parecía llevar bajo el vestido. Súper estrella global desde sus inicios dominó las carteleras radiales. Con seis álbumes número 1, Carey es una de las artistas más importantes en R&B. Ha recibido 14 premios Billboards incluyendo el de Artista de la década. En el escenario cantó un mix con «A no no», «Always be my baby», «Emotions», «We belong together» y «Hero», pegada al piso y sin moverse, por cierto. Carey cuenta con más de 30 años de trayectoria y sus hijos la seguían desde el público. «Comencé a hacer música por necesidad para vivir. He aprendido que todo se hace posible con Dios. He dedicado mi vida a la música y a mi público», dijo.

Tras el emotivo momento sería el turno de dar el trofeo a la Mejor canción de Country para «Meant to Be», de Beba Rexha y Florida Georgia Line.

Con su particular estilo chispeante, Panic! At the Disco subiría de nuevo al escenario para interpretar «Hey look Ma, I made it», acompañado de bailarines y orquesta, con un look Rock Glam mientras Maluma bailaba al lado de Taylor Swift en el público.

Sería el turno de Kelly Clarkson de cantar, en tono más alegre y vestida con un traje magenta, «Broken & Beautiful». De nuevo su voz bastaría para hacer del show un momento memorable.

Cercano al cierre de la gala se entregarían los premios a la Mejor canción Rock para Panic! At the Disco por «High Hopes»; Mejor canción del Hot 100 para Maroon 5 ft. Cardi B por «Girl Like You», recibido por la cantante en nombre de todos; y el premio mayor: Mejor artista del año para Drake, quien dedicó el reconocimiento a su madre.

Las últimas presentaciones musicales serían las de BTS y su tema «Boy with Luv», junto con Halsey, que se vestiría como uno de ellos para la sencilla, plana y sin encanto presentación; y cerraría el tributo a los iconos de la historia con Paula Abdul y su electrizante show. Abdul fue la primera artista femenina en generar cuatro sencillos número uno con un álbum debut.

Aunque la doñita se dedicó a bailar con gran soltura, dobló los temas «Straight up», «The way that You love me», «Vibeology», «Opposite attract» (en el que incluyó un personaje animado), «Cold Hearted» y «Forever Your Girl». En escena estuvo acompañada de 12 bailarines, en lo que parecía un viaje al pasado.

A las 11 de la noche Drake se convirtió en el artista que más Billboard Music Awards ha ganado en la historia, según dijo Kelly Clarkson sin especificar cuántos, para despedir la gala hasta el año próximo.

Comentarios