Miel de abejas
Miel de abejas

Por lo general todos los alimentos tienen una fecha de caducidad, es por ello que la sociedad siempre está predispuesta al momento de adquirir productos que tengan la fecha de vencimiento muy cercana, pero seguramente un dato curioso que no sabías era que la miel de abejas no tiene día de espiración, pasen los años y siglos que pasen.

A medida que pase el tiempo, este rico edulcorante puede cambiar de color y hasta de textura, bien tiende a ponerse más oscura, pero esto no quiere decir que esté dañada o que se haya distorsionado su sabor.

También pueden leer: #DiaInternacionalDelGato | Conoce estas curiosidades del felino

Esto se debe a que su contenido es altamente higroscópico; es decir, contiene muy bajo nivel de agua, por lo tanto no tiene casi humedad y los microorganismo que dañan las comidas se mantienen vivos gracias a este factor que en este caso, casi no aplica, por ello estas bacterias no sobreviven dentro del tarro de miel. Aunque si se deja destapada, atraería humedad fácilmente.

Otro dato que hace superviviente al tiempo a este endulzante, es su alto índice de acidez, contiene un pH entre 3 a 4.5, hecho que tampoco permite a los gérmenes hacer de la miel un ecosistema para ellos.

Aparte de todo lo explicado, el proceso de elaboración de la meloja, le da la virtud de no dañarse; puesto a que cuando las abejas baten sus alas apartan la humedad del néctar que han recolectado, pero no solo eso; en su estómago estos insectos cuentan con una enzima que se llama glucosa oxidasa que al momento de su producción crea el peróxido de hidrógeno que evita el hábitat de bacterias en la misma.

Y el último factor, depende del cuidado que le dé el consumidor, puesto a que siempre debe mantenerse sellada y así la humedad no hará de las suyas.

Facebook Comments