¿Quién no ha visto a Jorge Nava y Anfisa Arkhipchenko pelear durante su participación en el reality Todo en 90 días, que repite TLC sin descanso? El hombre que ganó popularidad en la cuarta temporada del show ya no es el gordito que sufría con las costosas necesidades de su pretendiente.

Hoy irreconocible, con muchos kilos menos desde que entró en prisión, el hombre de 31 años mostró su nuevo yo en el episodio de 90 Day Fiance: Self-Quarantined. Sentenciado a dos años y medio en 2018 por posesión de marihuana, fue tras las rejas que encontró el cambio.

En el show de TV tras casarse con Anfisa, a quien conoció por Facebook y trasladó de Rusia a los Estados Unidos, lo vimos sufrir como los buenos cada vez que la mujer lo trataba como un coleto.

Lee también: Cuarentena, botox y celebridades desesperadas

Dando continuidad a aquella historia, TLC continuó con la producción para contar incluso lo que ha ocurrido con su vida durante la pandemia de coronavirus, tiempo en el que ha logrado quitarse 58 kilos de encima.

Legalmente casado con Anfisa, pero separados de cuerpo, se pelearon la noche anterior a su ingreso en la prisión, y aunque pensó que iban a seguir trabajando en estar juntos, ella ya no estaba interesada.

“Ella desea que pase 12 años preso para deshacerme de mí. Todavía hablamos por teléfono. Traté de trabajar en la relación”. Según Nava la mujer se buscó otro novio por Internet. “Tan pronto salga de prisión, solicitaré el divorcio. Al menos ahora, soy más fuerte mentalmente y emocionalmente. He cambiado mucho”.

En 26 días el hombre saldrá de la cárcel.

Facebook Comments