El judaísmo y su estricta restricción alimenticia

Como en distintas culturas y religiones, el judaísmo se guía por la cashrut para la alimentación de sus practicantes.

En el texto de la Torá (ley y patrimonio del pueblo judío) se establecen las limitaciones en cuanto a consumir carne y lácteos al mismo tiempo, así como la carne de cerdo y sus derivados, pero existen muchas más restricciones, por lo que posiblemente el judaísmo sea la religión más estricta en este aspecto.

Los alimentos que cumplen con los preceptos de la cashrut son considerados casher o kosher, y los que no cumplen con los mandatos de la religión son denominados trefá o taref.

Leer también: ¡Se pegó! Hombre muere tras tener relaciones sexuales con pegamento

Se permite el consumo de animales terrestres que tengan pezuñas hendidas y rumien (vacas, ovejas, cabras y ciervos son kosher) mientras que los que no cumplan estas dos condiciones no son permitidos, lo que excluye de su dieta a cerdos, conejos, liebres, ardillas, perros, gatos, camellos y caballos, aunque la lista continúa.

En cuanto a las aves, la Torá también ofrece una lista de aves impuras, aunque no un motivo claro para ello, si bien la mayoría son aves carroñeras o de rapiña, por lo que las interpretaciones de los rabinos suelen ir en esa dirección, prohibiendo aves poco habituales en la mesa como el buitre, el águila o el cuervo, pero también otras que no lo son tanto, como el avestruz o el faisán. Las que sí están permitidas son el pollo, el pato, el ganso y el pavo, aunque al ser este un animal del nuevo mundo y no aparecer en las escrituras hay algunas discrepancias al respecto.

La Torá también prohíbe el consumo de sangre, por lo que los animales terrestres y las aves deben de ser desangrados completamente antes de ser consumidos, salándolos. De esta prohibición están exentos los peces, pero no otros alimentos, por lo que una mancha de sangre en un huevo, por ejemplo, lo convierte en taref.

No olvides suscribirte a nuestro canal de Telegram, unirte al grupo de WhatsApp, además de seguirnos en InstagramTwitter y YouTube.

Facebook Comments