Una adolescente fingió un tumor cerebral para estafar a algunas de las estrellas pop más importantes del mundo. La joven logró que le donaron cientos de miles de dólares para financiar sus viajes de ensueño a Disney.

Megan Bhari creó la fundación Believe in Magic para ayudar a “otros” niños enfermos terminales en 2012 antes de morir en 2018.

Una investigación posterior reveló que la joven murió de una insuficiencia cardíaca. No hay mención de un tumor en sus registros médicos, según el Daily Mail.

Su fundación -que estafó a estrellas como One Direction, Taylor Swift y Ed Sheeran– se disolvió el pasado 18 de septiembre después de que una auditoría descubriera al desaparición de miles de dólares.

Lea también: Eva Longoria dirigirá y protagonizará nuevo proyecto

La investigación también demostró que los millones donados a la fundación para “salvar vidas” nunca llegaron a las asociaciones que supuestamente ayudaban.

Artistas como Michael Bublé y Pharrell Williams también hicieron aportes económicos a sus causas.

Megan Bhari contó con el apoyo de Lous Tomlinson de One Direction

One Direction y sus leales fans recaudaron una fortuna para ayudarla mientras ella apelaba a fondos “para salvar vidas”.

Solo en enero de 2015, la banda ayudó a la joven a recaudar 120 mil libras (cerca de 200 mil dólares) para la terapia con radón cuando la joven anunció que había desarrollado un segundo tumor.

Louis Tomlinson, uno de los integrantes de la ya desaparecida boyband británica, aportó dos millones de libras ($2.5 millones) más para apoyarla.

Bhari viajó en jets privados y transatlánticos de lujo y se quedó en los resorts Disney cuando estaba “recibiendo tratamiento” en los Estados Unidos, dicen los informes.

Las sospechas sobre la entonces adolescentes comenzaron poco después, luego de que médicos en Estados Unidos declararan que no le habían encontrada nada grave.

No olvides suscribirte a nuestro canal de Telegram, unirte al grupo de WhatsApp, además de seguirnos en InstagramTwitter y YouTube.

Facebook Comments