Un talismán es un objeto, sagrado o profano, que es consagrado para una finalidad específica, como atraer el dinero, la suerte, la salud o el amor. También pueden utilizarse para alejar energías negativas.

Han sido utilizados desde épocas antiguas y se conoce que algunas culturas suelen dejarlos como herencias y legados para sus futuras generaciones. El talismán tendrá la energía que le impregnemos dependiendo del ritual y la deidad involucrada en el acto.

Ingredientes:

  • Una moneda dorada y plateada.
  • Una vela azul.
  • Una bolsita azul y blanca. Puede ser de rallas, cuadros o lunares.
  • Una estampa de Lino Valle.
  • Para la purificación: Una pizca de sal, agua, vinagre, un incienso de sándalo y bol de vidrio.

Preparación:

Lo primero que tenemos que hacer es purificar la moneda lavándola con agua, sal y vinagre.

Luego se coloca en el bol mientras se purifica con el aroma del incienso de sándalo. Una vez seca se ubica en un plato frente a la vela y se reza la oración de Lino Valle.

Terminado el rezo, se apaga la vela y se guarda para utilizarla al momento de un examen difícil. La moneda cargada se coloca en el bolsito con la estampita y se lleva en la cartera, bolso o moral.

Cada vez que el estudiante tenga una prueba, debe colocarla en su bolsillo, invocar a Lino Valle y pedir su intercepción a través del talismán, para que pueda poner en práctica los conocimientos adquiridos para el examen. 

Por Eleodina Ramírez Araos

Redes sociales: @eleodinaramirez

Correo: Heraye2014@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí