Las celebridades siguen siendo el objetivo favorito de los hackers, ya sea para exponer información confidencial sin su consentimiento, suplantar su identidad o solicitar dinero a sus seguidores.

Daniela Kosán: La presentadora reveló a mediados de septiembre de 2019 que su cuenta en Instagram había sido hackeada y hasta estaban pidiendo un rescate. “Mi cuenta @danielakosan en Instagram fue hackeada, y eso no es lo más grave, lo más grave es que le están pidiendo a mis amigos dinero a cambio de la recuperación de esa cuenta” contó la también modelo en un comunicado.

Gladys Rodríguez: La periodista venezolana denunció en abril de 2019 que su cuenta de Facebook había sido hackeada para estafar. “Están llegando mensajes como si fueran de mi cuenta de Facebook y están ofreciendo transacciones en dólares. No vayan a ser víctimas de estos delincuentes. No soy yo. Estamos averiguando cómo están enviando estos mensajes. Sigo teniendo acceso a mi cuenta, pero de alguna manera están usando mi identidad”, contó la comunicadora vía Twitter.

Viviana Gibelli: La exreina de belleza y animadora también figura entre los famosos hackeados, y en 2018 los ciberdelincuentes  se infiltraron en su cuenta en Instagram, borraron todos sus posts y hasta le cambiaron el nombre a la misma. Ella no hizo comentario alguno sobre el tema ni denunció el hecho.

Rihanna: La estrella pop también fue víctima de delitos 2.0. En 2009, en pleno escándalo por la agresión de la que fue víctima por parte de su entonces novio Chris Brown, un hacker logró acceder a los datos de su teléfono móvil y publicar unas fotos en las que la vocalista aparecía desnuda.  Posteriormente, en 2014, el llamado “hacker de las estrellas” consiguió ingresar a los datos del celular de una de sus asistentes y publicó unas imágenes de la artista sin ropa en medio de una prueba de vestuario.

Kim Kardashian: Como era de esperarse, igualmente ha estado en la mira de los piratas cibernéticos en varias ocasiones. Unas de las más públicas fue en 2011, cuando un hacker se apoderó de su cuenta en Twitter y publicó una serie de mensajes xenófobos, homófobos y racistas haciéndose pasar por la estrella de realities.

Yordano: El cantautor criollo fue víctima de los hackers en julio de 2017. “Me desperté con la noticia de que me mataron, fue que me hackearon la cuenta de Twitter. Estoy agradecido con la solidaridad y el apoyo”, dijo el cantante a través de su cuenta de Instagram. “La estupidez humana no deja de sorprenderme, así como la inteligencia mal utilizada. Ya tengo mi cuenta, hackearon mis mails. Una historia negra”, agregó el músico.

Luis Chataing: En febrero de 2016, el locutor venezolano denunció a través del programa de radio que conducía, que alguien había robado sus cuentas en las redes sociales Twitter e Instagram para luego abrir “sopotocientas cuentas” más con su perfil para confundir. El también comediante indicó en ese momento que el sujeto había publicado fotos, declaraciones y “cualquier cantidad de estupideces y boberías” atribuyéndoselas a él.

Marjorie de Sousa: En febrero pasado, la actriz venezolana reveló a sus seguidores que su cuenta de Twitter había sido pirateada. “Me hackearon mi cuenta de Twitter, por favor les pido ayuda para reportar esta cuenta. Creo que ya tiene nombre nuevo y todo (…) Lamentablemente ni siquiera respetan las cuentas verificadas” indicó la protagonista de Al otro lado del muro.

Hillary Clinton: Durante su campaña electoral, la cuenta de correo electrónico de John Podesta, jefe de campaña de la excandidata demócrata, fue infiltrado, permitiendo acceder a sus secretos de campaña, documentos confidenciales y conversaciones privadas de la también ex primera dama estadounidense.

 Scarlett Johansson: En 2011, un hacker consiguió extraer de su móvil unas fotografías íntimas desnuda que recorrieron rápidamente todo el mundo. La actriz denunció el hecho legalmente y consiguió que el hacker fuera encarcelado. Pero en 2016, otro pirata informático consiguió llegar a sus datos en la nube y publicar fotos en las que se le ve desnuda y en poses sensuales en su casa.

Jennifer Lawrence: En 2014 uno de ellos logró acceder a su cuenta en iCloud (de Apple) y apoderase de decenas de selfies en las que aparece desnuda y que estaban guardadas en su celular. “La sensación es como si el planeta entero me hubiera violado en grupo”, dijo la ganadora del Oscar por Silver Linings Playbook, posteriormente. “Es algo imposible de digerir”, acotó.

Paula Bevilacqua y Patricia Schwarzgruber: Casi en simultáneo, las actrices venezolanas fueron víctimas en diciembre de 2016 de hackers que les robaron sus cuentas personales en Instagram para convertirlas en cuentas de memes y de publicidad. Las artistas denunciaron lo ocurrido, pero no lograron recuperar sus perfiles.

Vanessa Hudgens: En 2007, en pleno boom de la película televisiva High School Musical, que protagonizó junto a Zac Efron, se difundieron en Internet unas selfies en las que la actriz, entonces de 19 años, estaba desnuda. El episodio incluso llegó a poner en entredicho su continuidad en la serie fílmica de Disney Channel.

Lady Gaga: En 2013, en la cuenta en Twitter de la vocalista de Bad Romance  apareció el tuit: “iPad2 gratis para cada uno de ustedes en el espíritu de las fiestas”. El mensaje en realidad era una trampa para lanzar un virus masivo a través de su cuenta. El ataque duró varias horas y el hacker nunca pudo ser identificado.

Katy Perry: Los seguidores de la cantante estadounidense se quedaron atónitos en mayo de 2016 cuando una serie de mensajes obscenos dirigidos hacia otros artistas aparecieron en la cuenta en Twitter de la vocalista de Never Really Over. Los tuits fueron rápidamente eliminados por su equipo y la cuenta, recuperada.

Comentarios