Rosa Saavedra, la madre de la fallecida cantante Jenni Rivera, hizo público a través de un video compartido en su cuenta de Instagram, la molestia e indignación que le da el recibir donativos de ropa que está manchada y ya no tiene arreglo a Jenni Rivera Love Foundation.

Leer también: ¡Con sabor venezolano! Se cumple una década del primer «back to back»

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Hola deveras hay una ropa de niño manchadas podrida apestosa Dios mío que prueba y yo tan asquerosa ayúdame Padre

Una publicación compartida de Rosa Rivera (@senora_rosa) el

La mencionada organización sin fines de lucro trabaja desde 2012 y procura mantener el espíritu de su hija, quien tras su muerte, dejó a sus seres queridos la responsabilidad de seguir adelante con este proyecto, ayudando a madres solteras y mujeres que han sufrido de violencia doméstica, como la intérprete estadounidense de ascendencia mexicana.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jenni Rivera Love Foundation (@jrlovefoundationofficial) el

Sin embargo, esto no ha sido una tarea fácil para su madre: “Hemos recibido ropa cochina, manchadísima que ni con la lavada se les quita lo sucio. Un cochinero…una pestilencia que ya estoy atarantada de la peste”, confesó a la cadena Univisión.

“Me traen una ropa que de plano… no sirve. Por favor, cuando den algo, que sea algo que sirva”, continuó. Hizo énfasis en que “no porque sean gente pobre demos cochinadas, ¿ok?”.

Janney Dolores Rivera en reiteradas oportunidades en público dijo “devolver es lo que realmente me hace feliz”. Por esta razón, sintió que con esta fundación podía entregar al mundo parte de su agradecimiento por alcanzar la fama, puesto que viene desde un origen de muchas dificultades.

En su adolescencia, cuando vivía en Long Beach (California), luchó para alimentar a sus hijos, sufrió abusos violentos y vivió en un garaje con sus hijos. Estas experiencias sin duda marcaron la vida de la intérprete y la de sus cinco hijos de por vida.

Comentarios