El pasado sábado, 12 de octubre, se celebró en España la fiesta nacional y, como era de esperarse, todos los flashes estaban pendientes de la reina Letizia, quien confió su look al diseñador español Felipe Varela, que también se encargó de vestuario en el día de la Hispanidad, el año pasado.

La reina llevó el cabello recogido en un moño que combinaba a la perfección con el aire de bailarina, un vestido rosa con mariposas bordadas que daba protagonismo a los pendientes en el mismo tono que lució su suegra, la reina Sofía, hace más de diez años en una visita a Japón.

Además de los pendientes, en cuanto a los complementos del look, eligió un pequeño bolso de mano en color rosa chicle de una de sus marcas españolas más repetidas, Magrit, y unos zapatos de Steve Madden en rosa palo con detalle en plástico transparente que se han convertido en una pieza clave de su armario este otoño. De hecho, los lució la semana pasada en un evento para conmemorar el día de la salud mental en la capital de España.