La religión ha transformado por completo al rapero Kanye West. Sin embargo, algunos ponen en duda su humildad. El pasado 17 de noviembre el cantante, que asistió como ponente a la Iglesia Lakewood, en Houston, Texas, aseguró a la congregación del pastor Joel Osteen que Dios lo mandó a la Tierra para interpretar un papel muy especial.

«Cada vez que me levanto siento que me pongo de pie y dibujo una línea en la arena diciendo: ‘estoy aquí para servirle a Dios y ninguna arma dirigida en mi contra podrá prosperar’. Jesús ha salido victorioso. Les he hablado antes sobre mi arrogancia y mi soberbia. El mejor artista que Dios ha creado ahora está trabajando para él«, puntualizó el marido de Kim Kardashian en su discurso.

West asistió a la congregación junto a su esposa y su hija North West. En la misma, comentó que por mucho tiempo estuvo rodeado de oscuridad, pero desde que encontró a Dios tiene un propósito nuevo en la vida.

Desde hace varios meses, el cantante se ha dedicado a predicar su fe y ofrecer servicios dominicales, donde además canta sus canciones. Por tal motivo, el viernes 15 de noviembre ofreció un concierto sorpresa para los internos de la prisión Harris County, ubicada en Texas. Después, usó un túnel para pasar al área femenina y realizar un segundo show, según relató el diario Houston Chronicle.

«Digan lo que quieran sobre el hombre, pero Kanye West y su coro iluminaron a las personas que más lo necesitaban en la cárcel», aseguró Jason Spencer, director de asuntos públicos de Harris County.

«Lo que hizo para inspirar a los prisioneros fue algo transformativo. Salvó un alma a la vez. Los internos que se acercan a Dios tienen más posibilidades de terminar su condena más rápido», escribió en Twitter Greg Abbott, gobernador de Texas.

Facebook Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here