Petróleos Mexicanos (Pemex) lanzará su red de estaciones de servicio propias y tendrán diseños inspirados en los años 40 y 50.

«Es un modelo retro que buscará explotar la nostalgia y sentimentalismo de épocas de oro, adaptando mobiliario y arquitectura actual para el desarrollo de un antiguo concepto de gasolinera», sostuvo la petrolera al presentar el modelo a potenciales inversionistas que deseen trabajar en las gasolineras que hagan alusión y remembranza a buenas épocas del pasado.

Serán 500 estaciones  las que tienen previsto construir y licitar para que terceros las administren.

«Será un modelo icónico, únicamente para zonas geográficas que presenten dichas condiciones, como por ejemplo los llamados Pueblos Mágicos», explicó el directivo.

Además, evalúan usar un logotipo que fue utilizado en el pasado. Como fecha tentativa empezarán a operar en 2020. Asimismo, la empresa ha manifestado que pretende competir con su propia franquicia y las nuevas marcas extranjeras que operan en el país.

Entre otras cosas, Petróleos Mexicanos expuso que como parte de las oportunidades que se abren, están la aceptación e intención hacia este concepto por parte de los consumidores; apalancarse de un modelo de antaño para diferenciar la imagen; ser un referente icónico, y explotar las zonas geográficas del país con toques nostálgicos para formar parte de un ambiente armónico.