Ellos pagaron cana por conducir borrachos

398

Beber y conducir no es una buena combinación y muchos famosos terminaron tras las rejas por ignorar esta regla. El venezolano Ronald Borjas es uno de los casos más recientes. El excantante del grupo Guaco fue detenido en Hialeah (Miami, Florida), el pasado 17 de mayo justamente por este motivo. Pero como él, hay muchos mas.


Ronald Borjas: Según información publicada por la página oficial del condado de Miami, seccional de la policía que realizó el arresto, al vocalista se le acusa de presentar exceso de alcohol en la sangre al conducir (superaba los 0,08 permitidos).
Ni Borjas, que se encuentra actualmente en una gira junto a Nelson Arrieta por Estados Unidos, ni sus familiares se han pronunciado hasta la fecha respecto al incidente.
Tampoco se sabe qué consecuencias para el vocalista de 37 años tendrá el hecho, que por lo general conlleva una multa de hasta 50 mil dólares, no más de siete años de cárcel, suspensión de la licencia de conducir, pérdida de residencia y deportación. Aunque Borjas es la figura pública venezolana que más ha trascendido, no ha sido la única celebridad en protagonizar el incidentes en la tierra del Tío Sam.


Lindsay Lohan: A la actriz estadounidense la detuvieron en varias ocasiones en 2007 por conducir ebria, llevar una licencia suspendida y tener en su poder cocaína. Tras violan su libertad condicional, fue condenada a 125 horas de servicio comunitario e incluso pasó algunas horas en una penitenciaría, pero fue liberada por sobrepoblación.

Paris Hilton: Su examiga, la socialité Paris Hilton, también fue arrestada por manejar en evidente estado etílico en el verano de 2007. Su sentencia fue de tres años de libertad condicional y una multa de 390 dólares. Le tocó limpiar calles con ante una multitud de fotógrafos y paparazzi.

Mel Gibson: El actor y director igualmente pasó por la cárcel por conducir ebrio, y lo hizo con show incluido. Ocurrió en julio de 2006 en un incidente en el que escupió al policía que lo detuvo.

Justin Bieber: El cantante canadiense, por su parte, fue arrestado en Miami en 2014 por conducir bajo la influencia del alcohol y otras sustancias tóxicas, a exceso de velocidad. A esto se le agregó que lo hizo en una competencia ilegal. Fue puesto en libertad tras pagar una fianza de 2.500 dólares.

Manny Manuel: El merenguero puertorriqueño también pagó cana por bebedor. Fue detenido en el 2011 en su isla natal tras chocar su vehículo nada menos que con una patrulla de la policía, mientras conducía en un «alarmante» estado de embriaguez.

Khloé Kardashian: La hermana de Kim Kardashian fue arrestada por conducir ebria en marzo de 2007. En noviembre de 2009, ingresó a prisión tras violar su libertad condicional. Debía cumplir una pena de 30 días y la inscripción en un programa de tratamiento de alcohol por tres semanas luego de su salida. Salió tres horas después de su ingreso debido al hacinamiento.

Arcángel: El reguetonero fue arrestado en su natal Puerto Rico por conducir a exceso de velocidad y en estado de embriaguez. Según se informó, conducía por una calle del Viejo San Juan cuando fue detenido. El artista se declaró culpable del incidente, y aunque no le impusieron multas, tuvo que cumplir con un “programa de desvío” y le suspendieron la licencia de conducir por un mes.

Christina Aguilera: La cantante estadounidense y su novio fueron arrestados bajo sospecha de estar en estado de embriaguez dentro un vehículo que fue parado por la policía en una calle de Hollywood a las 2:45 am. Aguilera, que estaba en el asiento de copiloto, pasó la noche en la cárcel por intoxicación pública al estar “extremadamente ebria”, mientras que su pareja, Matthew Rutler, fue acusado formalmente por conducir ebrio.

Chris Pine: El actor de Star Trek y Wonder Woman fue arrestado en Nueva Zelanda en la madrugada del 1° de marzo de 2014 por conducir borracho. El intérprete regresaba de la localidad de Methven, donde se había celebrado la fiesta de fin de rodaje de una película cuando fue detenido en un control rutinario.Se declaró culpable y fue sentenciado a pagar una multa de 93 dólares. También le suspendieron la licencia de conducir por 6 meses.

Debby Ryan: La estrella de la serie Jessie de Disney Channel fue arrestada en abril de 2016 en Los Ángeles por conducir bajo la influencia del alcohol y provocar un accidente (chocó su Audi contra un Mercedes). Fue sentenciada a libertad condicional, terminar un curso de conducción y tres años de servicio comunitario.

Michelle Rodríguez: La actriz de Rápido y Furioso se declaró culpable de conducir ebria en 2006. Le dieron a escoger entre cumplir 240 horas de servicio comunitario o pasar 5 días en la cárcel. Ella prefirió lo último. En 2008, tras reincidir, solo pasó 18 días tras las rejas de su sentencia de 180 debido al hacinamiento de la prisión.

Comentarios