Por Eleodina Ramírez / Astróloga y vidente /Heraye2014@gmail.com / en redes sociales: @heraye2014

Las energías negativas en nuestros sitios de trabajo pueden generarnos tropiezos, dolores cabeza, chismes y hasta problemas de salud.

Por ello, es conveniente contar con una especie de escudo protector que aleje esas malas vibras.

El remedio es muy sencillo y lo más importante, es que para su elaboración utilizamos elementos decorativos, que suelen pasar desapercibidos mientras cumplen con su función.

Ingredientes

–        Un bol de vidrio cilíndrico

–        Agua

–        Un chorrito de Vinagre (opcional)

–        Una planta de agua de tu preferencia.

–        Tres caracoles medianos

–        Una piedra de color negro.

–        Una piedra de color blanco.

–        Un espejo pequeño

Preparación

Lava el bol con agua y un chorrito de vinagre. Sécalo y coloca agua hasta la mitad. Introduce en el bol las piedras, los caracoles y el espejito. Luego coloca la planta. Trata de ubicarlo en tu escritorio o en un lugar donde el reciba las energías de todas las personas que ingresen a tu espacio.

Debes estar atento, porque los cambios que sufran las hojas y el agua te irán indicando cuan cargado está el ambiente. Sí la planta llegará a pudrirse, bótala a la basura y coloca una nueva.

También es conveniente que cambies el agua con cierta frecuencia para purificar y fortalecer los canalizadores de energía (piedras, caracoles y espejo). El espejo es muy importante porque el devolverá todo lo malo a quien intente hacer algún daño. Las piedras absorberán las energías negativas y los caracoles te energizaran el agua, con la potente protección de la sal.