A tan solo días de dar a luz a su primera hija, la cantante estadounidense Katy Perry ofreció su último concierto digital desde las instalaciones en las que se realiza el legendario festival: Tomorrowland.

La artista entonó dos canciones de su nuevo disco Smile, mismo que saldrá a la venta el próximo 14 de agosto.

En esta oportunidad, Perry dio inicio a su show con el primer sencillo Smile.

La artista llamó poderosamente la atención de los televidentes por su vestimenta: zapatos blancos de tacones medianos, traje y peluca y guantes color naranja.

En el show que tuvo una duración de diez minutos, estuvo acompañada cuatro de sus músicos, también vestidos dentro de la escenografía cirquesca de Smile.

Para cerrar su show, la rubia interpretó sus icónicas canciones Roar y Firework, la cuales bailó acompañada de sus músicos, vestidos con enterizos pegados naranja y morados y con unos grandes sombreros rojos que les cubrían medio cuerpo.

Para ampliar otras informaciones, síguenos en nuestras cuentas de redes sociales, Instagram @revistaronda, Twitter @revistaronda y YouTube Revista Ronda.

Facebook Comments