Aunque la Miss Gran Internacional 2019 está bien y en su momento fue más el susto que el disgusto, se puede decir que Valentina Figuera casi no la cuenta. Todo por echar mano a un tutorial para lucir un cabello más brillante.

En su canal de YouTube, la joven narró el miedo y la preocupación que vivió. Todo esto luego de verse la cara roja como un tomate por andar creyendo todo lo que ve en internet. Esta condición le duró varias horas y ocurrió tras echarse vinagre en la cabeza.

En cuenta de Instagram Figuera expuso, además, las fotos que amplió luego en su canal de YouTube. Allí contó con pelos y señales lo vivido: desde que buscó el tutorial hasta los errores más comunes que comete la gente.

No creas todo lo que ves en internet se titula el capítulo. “La última vez que estuve en Venezuela intenté hacerme unas mascarillas para el cabello, el rostro, las uñas. Uno de esos intentos fue para mejorar el cabello. Vi en Instagram una historia de una chica que se aplica vinagre al cabello para mejorarlo. Lo intenté por curiosidad”.

Lee también: Viento en popa… Julián Gil estrena proyecto desde su casa

Según relata Figuera solo debía aplicarse vinagre desde la raíz a las puntas y el milagro habría llegado, pero no. “Vi que aportaba brillo, daba vitalidad y crecimiento”.

Sin perderse en el cuento, la miss suelta que se volvió un ocho tratando de aplicarlo. “Se me chorreó en la cara, cuerpo, cuello. Dos minutos después de aplicarlo se me puso la cara roja. Cuando me cayó en la cara me empezó a quemar, a enrojecerse. Me agarró las manos, los brazos, el cuello”.

Desesperada intentó encontrar una solución a las quemaduras. “No se lo deseo a nadie, se los juro. Solo me lavé la cara, me saqué el vinagre del cabello y me coloqué agua fría. Pero igual no se me quitaba. Preferí esperar y descansar”.

Con el cabello y la cara oliendo a vinagre y la picazón encendida decidió acostarse. “Dejé el drama y al darme cuenta que se me iban quitando las manchas respiré. Esta historia nos dice que debemos ser precavidas. No debemos inventar tanto. Ni creer todo lo que se ve en internet”.

Su intención, con la historia de vida, es evitar que le ocurra a otras personas.

Facebook Comments