Las celebridades e influencers que no dudan en pasar por el quirófano para cambiar de imagen o hacerse algún retoquito siempre están a la orden del día, incluso en época de pandemia.

En esta oportunidad, el cuento involucra al excéntrico bailarín, cantante y youtuber Tonny Boom y a la cantautora Gaby Noya, quienes acaban de pasar por el bisturí de José Luis Martínez Ardila, médico conocido como “El Cirujano de las Reinas”.

Ambos jóvenes venezolanos que radican en México y que a finales de 2019 lanzaron a las redes a dúo la canción pop Sin autotune (cuyo videoclip ya casi alcanza el millón de reproducciones en el canal youtube de Noya), llevan varias semanas en Bogotá por sus respectivas intervenciones y han tenido que quedarse allí en la recuperación de post operatorio por la cuarentena a nivel mundial que se vive por el Covid-19 y la suspensión de vuelos internacionales en el vecino país.

Por eso es que Tony Boom ha estado algo alejado de sus redes sociales, pero su ausencia no se debe exclusivamente a la “cuarentena” sino a que hace días se sometió a una nueva cirugía plástica en Bogotá, ya que el doctor Martínez Ardila le practicó una rinoplastia para corregir el mal resultado en su nariz por una cirugía que se había hecho hace años en Caracas; mientras que Gaby Noya, quien se dio a conocer en el ambiente musical con la canción Somos las del VIP (junto a Vanessa Suárez y Corina Smith), se sometió a una reducción de mamas y lipoescultura.

Tony Boom con el doctor Martínez Ardila

Por las manos de “El Cirujano de las Reinas” ya han pasado muchas famosas como Hilda Abrahamz, Roxana Díaz, Migbelys Castillanos, Astrid Carolian Herrera, Karlys Romero y María Antonieta Duque, y asumió el reto de esta segunda rinoplastia para Tony Boom, tomando el riesgo de corregir un trabajo previo en un órgano que define tanto la imagen de la persona.

“Una reintervención siempre es un procedimiento difícil y más complicado es tener buenos resultados, cada vez que opero a alguien famoso asumo igual el compromiso independientemente de quien se trate. El éxito en cirugía depende de cubrir las expectativas del paciente y esta rama de mi oficio me ha permitido conocer a artistas a quienes admiro desde hace mucho y lograr que alcancen sus objetivos como imagen”, comentó Martínez Ardila. 

¿Ha tenido algún inconveniente con un famoso tras haber pasado por su bisturí?

Una vez tuve que retirarle un implante mamario a una artista, pero afortunadamente nunca perdió su confianza en mí como médico y más adelante solventé la situación.

Si no fuera como “El cirujano de las reinas”, de qué otra forma le gustaría ser reconocido en su profesión?

Por algún aporte o descubrimiento en cirugía reconstructiva que beneficiara a una gran parte de la población, para un beneficio colectivo, ese es mi norte.

Facebook Comments