“Ni mujeres realizadoras, ni actores negros”. El director de cine inglés Steve McQueen criticó los principales premios cinematográficos británicos tras la controversia sobre la falta de diversidad en las nominaciones de este año.

McQueen fue el primer cineasta negro en ganar un Oscar de Hollywood por 12 años de esclavitud en 2014. Afirmó que los Bafta se arriesgan a no ser «de interés para nadie» si no se vuelven más inclusivos.

Su comentario tiene lugar después de que la lista de nominados en las principales categorías de los premios de la Academia Británica de Artes Cinematográficas y Televisivas no incluyera mujeres ni miembros de minorías.

Todos los actores en las cuatro categorías principales de actuación son blancos. Además, no hay ninguna mujer cineasta como candidata a Mejor Directora.

La polémica por los nominados llevó a la academia a anunciar que llevará a cabo una «revisión cuidadosa y detallada» de su sistema de votación. Asimismo, insistió en que el equilibrio es un «problema de toda la industria».

Pero McQueen, que ha visto dos de sus películas previamente galardonadas con los Bafta, calificó esta afirmación de «tontería». Incluso, señaló a varios actores y actrices negros que podrían haber sido nominados este año.

El director, que recibió el título de caballero en la lista anual de honores de año nuevo de la reina Isabel II, dijo que sin una reforma los Bafta eventualmente no tendrían «ninguna credibilidad».

Un informe de 2018 realizado por la firma de psicología empresarial Pearn Kandola determinó que 94% de todos los nominados a los Bafta han sido blancos.

Los Oscar se han enfrentado a críticas similares en los últimos años. En 2015 y 2016 tuvo listas de nominados a mejores actores y actrices exclusivamente blancos.

Facebook Comments