La reina Isabel II - Cortesía

Un nuevo chisme que ha llegado al portal New Idea de Australia, ronda los pasillos del Palacio de Buckingham; se trata de una presunta investigación de un crimen que ha reabierto la reina Isabell II, no es más que dar con el paradero del ladrón o ladrona de la corona de perlas y diamantes de la reina Maud.

Pero no se imaginan sobre quién tendría los ojos puestos la legendaria monarca, pues asegura la publicación que entre sus mayores sospechosas como ladronas, estarían Meghan Markle y Camila Parker Bowles, ¿quéee tal?

Meghan y la reina Isabel II - Cortesía
Meghan y la reina Isabel II – Cortesía

Esta era una joya que recibió la fallecida nobiliaria royal de Noruega, como regalo por su matrimonio de parte de sus padres, el rey Eduardo VII de Inglaterra y la reina Alejandra en 1896, data el artículo.

Leer también: Así habría reaccionado Isabel II, tras declaraciones de Meghan

De ser cierto esto, nace la interrogante, ¿por qué antojarse de esto ahora?, si bien la tiara en cuestión se extravió hace 25 años, es decir, en 1995; momento en el que la pareja de su nieto Harry, apenas era una niña y, a la par Bowles no pensaba llegar al castillo en esa fecha, pues su única preocupación para ese entonces, era lavar su estampa porque muchos la culpaban de la separación de Carlos y Lady Di.

Camila y la reina - Cortesía
Camila y la reina – Cortesía

El citado medio escribe que una fuente cercana a la Familia Real, sostiene que Isabel está más celosa que nunca de cada una de las costosas pertenencias. “La reina se está volviendo más protectora con las joyas conforme pasan los años porque desde Camila a Meghan y Fergie, todas tuvieron los ojos puestos sobre la colección”.

La fulana diadema es de oro blanco puro, plata y construida con costosos diamantes y perlas muy al afamado estilo Nouveau del siglo XIX.

Reina Maud y su corona - Cortesía
Reina Maud y su corona – Cortesía

Para ampliar otras informaciones, síguenos en nuestras cuentas de redes sociales, Instagram @revistaronda, Twitter @revistaronda y YouTube Revista Ronda.

Facebook Comments