Tom Cruise se ha embarcado en otra aparente misión imposible. El actor está decidido a rodar una película en el espacio y ya buscó ayuda para lograrlo.

Según Deadline, Cruise ha reclutado para esta empresa nada menos que a Elon Musk, fundador de la compañía aeroespacial SpaceX, y a la mismísima NASA.

El jefe de la NASA (siglas en inglés de Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio) confirmó que la agencia ya está trabajando con Cruise para hacer una película en la Estación Espacial Internacional, informó CNN.

De acuerdo a la cadena de noticias, un portavoz del organismo dijo que Cruise irá al espacio por el proyecto y permanecerá a bordo de la estación, un laboratorio multimillonario que orbita alrededor de 400 kilómetros sobre la Tierra.

La película presentará una historia de acción, ficticia, pero que no será parte de la franquicia Mission: Impossible.

El proyecto está aún en sus etapas iniciales de desarrollo y por el momento ningún estudio de Hollywood se ha involucrado.

A lo largo de su carrera, Cruise ha destacado por su inclinación a asumir todas las escenas de riesgo en sus películas en su obsesión por conseguir el mayor realismo posible.

Para Misión imposible: Protocolo fantasma se colgó del edificio más alto del mundo: Burj Khalifa, de 828 metros de alto, para filmar una secuencia; y para la secuela de Top Gun aprendió a pilotar un avión caza.

Para Misión imposible: Nación secreta, además, entrenó hasta conseguir aguantar la respiración durante los seis minutos que le exigía una escena acuática en el film.

Solo Jacky Chan podría decir lo mismo de sus cintas.

Facebook Comments