Sixto Rein es un artista como pocos. Cercano, auténtico y humilde ha sabido llevar la fama sin que se le suban los humos a la cabeza. Con 12 años en la industria, y próximo a estrenar álbum (el próximo 8 de mayo), dio a Ronda los detalles en un Live este viernes 1 de mayo.

Conexión, como se titula la placa, representa su tercer disco de estudio, el quinto si se cuentan sus dos EP. “Soy de los que cree que mucha expectativa genera poco impacto y me gusta sorprender. En este (a diferencia de OMG que se lanzó sorpresivamente), dijimos la fecha porque estaba previsto el lanzamiento de los temas Muévete y de Mi día de suerte. Es el primer disco que grabo internacionalmente, entre República Dominicana y Colombia“, comentó el cantante.

El mismo incluirá 14 temas, uno de ellos con Corina Smith, y otros con Big Soto y Kobi Cantillo. “Hay muchos artistas y productores internacionales invitados. Se hizo pensando en un sonido internacional. Escoger los temas fue difícil porque se hicieron muchos. La idea es que tuviera bastante diversidad. Hay canciones movidas, sentimentales, y hasta un tema dedicado a mi hija Selene Isabel. Los discos anteriores se habían grabado desde mi casa y aquí nos la jugamos todas para ampliar incluso la fanaticada”.

Según el inérprete de Tapita borrá, “cada canción es diferente a la otra aunque la mayoría del género urbano. Con sonidos y letras diferentes para refrescar la tendencia de lo que he venido presentando. Quería que fuese el 1 de mayo pero 8 era la próxima que se daba para entrar en los playlist de Spotify“.

Como parte de la promoción, el lanzamiento llegará con el estreno de múltiples sencillos. “Posiblemente serán tres. Otros por su parte llegarán con videos. Es la primera vez que aplicamos una estrategia como esta. Lo que sí es seguro es que cada canción tiene magia, tiene chicle y se hizo con todo el amor del mundo”.

Para el artista lo más complejo e importante, esta vez, era “reinventarse”. “El 2019 fue de mucha reflexión, aprendizaje. Me conecté con mi familia, con lo que soy realmente y en 2020 dije que iba a dar el doble, el triple. Me propuse aumentar las canciones que hago y las colaboraciones”, relata.

Lee también: Escándalos y noticias que sacudieron la farándula esta semana

¡Toda una primicia!

El Live (que se mantendrá en nuestra cuenta de Instagram: @Revistaronda por 24 horas), sirvió también para que Sixto se confesara.”He pasado por varios momentos de estar en la cima y en los que pasé desapercibido pero si hay algo que siempre está presente es mi disposición de entretener y sacar una sonrisa”.

Durante la entrevista, que tuvo momentos para reír y también para ponerse más serios, el cantante venezolano se abrió como nunca para contar aspectos más personales. “Hace un año pasé por una situación muy difícil en mi vida personal. Tuve descontrol con mis emociones y eso me llevó a pensar si hacía bien las cosas en mi carrera musical. Hay seguidores que siempre están y por los que nunca dudé que podía lograrlo. Pienso en esas personas, en mi familia, y en los momentos difíciles. He vuelto a tocar tierra y no he desmayado”.

En torno a su hija comentó que es ella quien lo saca de las vicisitudes. “Hay muchos momentos difíciles. La madrugada que me dijeron que mi esposa estaba embarazada pasé una depresión como pocas porque no me satisfacía el éxito de lo que hacía en mi carrera y había cambiado mi esencia. Me había transformado en un artista que entretiene, con carisma, que llamaba la atención, pero estaba vacío y tomaba mucho. Cuando me enteré que mi esposa estaba embarazada me pasé el chip y si bien han venido momentos complejos los supero con mi hija. Evito la depresión con la presencia de Selene Isabel. Estamos todos los días intentando darle un hermanito”.

Según Sixto antes de la paternidad “estaba perdido en la locura. Tengo 28 años y ella nació cuando tenía 23. Antes de ella, nunca he sido malo, pero no pensaba tanto en mi familia como ahora”.

Aceptación cuesta arriba

El cantante aseguró que no es fácil ser aceptado. “Trato de que todos se sientan bien pero no puedo complacerlos a todos. Nunca busco incomodar a otros. A algunos haters les respondo. A los que me llaman enchufado ya ni les respondo, solo los bloqueo. Es difícil ser monedita de oro y caerle bien a todo el mundo. Me calientan pero no me los tomo personal”.

En torno al fracaso, Rein aclaró que es una parte del proceso. “De allí sacamos lo mejor de nosotros, nos reinventamos y seguimos adelante. Trato de no tirar la toalla. He tenido canciones de las que he esperado mucho y no han tenido tanto éxito. El fracaso es parte del éxito”.

Facebook Comments