Buckingham en ascuas: polémica por drogas salpica a la corona británica

La corona Británica, reina Isabel II - Cortesía
La corona Británica, reina Isabel II - Cortesía

No constante con la crisis por la pandemia global del coronavirus, el retiro de Meghan y Harry de sus funciones monarcas; más el escándalo del príncipe Andrés por su relación con Jeffrey Epstein, sino que ahora un caso de presunta drogadicción tocó la puerta a la corona británica y por supuesto a la reina Isabel II.

Resulta que uno de los custodios de la máxima monarca de Reino Unido, habría sido encarcelado el pasado martes por la Real Policía Militar luego de sospecharse la posesión de estupefacientes de su parte; sin embargo la investigación no ha concluido, información que reporta The Sun.

Leer también: El negocio de JLo a favor de hombres con disfunción eréctil

El guardaespaldas pertenece a la Guardia Coldstream, y se le restringieron todas sus funciones reales, tras lo que hasta ahora podría ser un delito, hasta demostrarse lo contrario.

Sostiene el citado medio en su publicación, que todo sucedió cuando se le fueron incautadas de su habitación y su automóvil, nueve bolsas de cocaína y ketamina; adicional al supuesto hallazgo de coca en uno de los sanitarios del Palacio de St. James.

Este cuerpo de seguridad, es el más antiguo del ejército inglés, que aparte de ser infantería de élite; cumple el resguardo de todos los palacios reales del país europeo, inclusive el Castillo de Windsor y el Palacio de Buckingham.

Aún cuando el escándalo no salpica directamente a Isabel o a alguno de sus miembros familiares, seguramente a la matriarca no le estará gustando para nada esta noticia que, sin duda implica mencionarla en los principales medios de su país.

Para ampliar otras informaciones, síguenos en nuestras cuentas de redes sociales, Instagram @revistaronda, Twitter @revistaronda y YouTube Revista Ronda.

Facebook Comments