Recientemente, el cantante Ozzy Osbourne concedió una larga entrevista a la emisora estadounidense iHeart, en la que compartió su optimismo ante la lucha que mantiene contra la enfermedad de Parkinson y aseguró que en ningún caso le obligará a retirarse definitivamente de la música.

«Este último año ha sido un infierno en relación con mi estado de salud. Me sometí a una operación de columna que me dejó peor de lo que estaba y ahora la gente se cree que acabo de descubrir que tengo Parkinson. Lo sabía desde el año 2003, pero se trata de una forma leve de la enfermedad y no voy a permitir que me cambie la vida. Quiero decir, conozco las limitaciones que impone, y las sobrellevo lo mejor que puedo», explicó el que fuera líder de la banda Black Sabbath.

En su extensa entrevista el músico recordó que durante el 2019 sufrió un corte en la palma de su mano que derivó en una compleja infección y, posteriormente, fue tratado de una fuerte neumonía que lo dejó varios meses fuera de juego.

«Ha sido un auténtico calvario, no voy a mentir, y tengo la impresión de que he acabado pagando por todos esos años en los que salí indemne de mis excesos», destacó.

«Lo he pensado, lo he meditado seriamente, pero simplemente no me puedo retirar. Los quiero demasiado», señaló en referencia a sus fanáticos.

Facebook Comments