La prórroga del confinamiento por el coronavirus en, China, Italia, España y la extensión de esta medida en otros muchos países del planeta invita a una segunda entrega de 25 canciones balsámicas para dar una perspectiva optimista a la situación, esta vez con mayor atención a las letras en castellano.

“Viva la Vida”, de Coldplay: este tema épico de los británicos homenajea a Frida Kahlo, quien, pese a una década de dolores crónicos en la que sufrió polio y daños en su columna, no dudó en retratar esa expresión en un gran cuadro.

“Bad Day”, de Daniel Powter: la vida de un músico en busca del triunfo es dura y su autor se inspiró en esa experiencia para escribir en una hora de transbordador entre Victoria y Vancouver uno de los mayores éxitos frente a la adversidad.

“Titanium”, de David Guetta & Sia: esta colaboración entre la música house y el EDM apela a nuestra fuerza interior para hacernos indestructibles.

“Hall Of Fame”, de The Script: otro “hit” escrito en apenas una hora para hablar en realidad de la perseverancia y de cómo marcar la diferencia. Un canto a los sanitarios, héroes de esta lucha.

“Soon You’ll Get Better”, de Taylor Swift: la rubia estadounidense retorna a sus raíces “country” junto a Dixie Chicks en este corte escrito para apoyar la recuperación de su madre enferma de cáncer.

“Hold on”, de Wilson Phillips: la estirpe de Brian Wilson y de una de las hijas de dos miembros de The Mamas And The Papas dio lugar a este hito por la resistencia.

“I Won’t Back Down”, de Tom Petty: aquejado de un terrible resfriado grabó esta pieza su autor con la asistencia de George Harrison.

 “Hit Me With Your Best Shot”, de Pat Benatar: compuesto tras una sesión terapéutica consistente en una pelea de almohadas. ¿Por qué no recrear el proceso en casa?

“Stronger”, de Britney Spears: pocas artistas han superado tantos altibajos como la “princesa del pop”, que proclama aquí “que la soledad no volverá a acabar con ella nunca más”.

“Hoy puede ser un gran día”, de Joan Manuel Serrat: invitación a aprovechar la vida al máximo, porque un día de estos amanecerá con la cura definitiva para el coronavirus.

“Casa, ahora vivo aquí”, de Iván Ferreiro: el hogar como metáfora del reencuentro personal, del solaz. “Estaba muerto / Para volver había que cantar”, recomienda el gallego.

“Estáis aquí”, de Sidonie: frente al aislamiento, el trío catalán recuerda que estamos todos más cerca de lo que parece.

“Infinitos bailes”, de Raphael: el intérprete de “Mi gran noche” apuesta por que la fiesta continuará… “Que aún queda tiempo para reparar, nuestros desastres”.

“Looking for Paradise”, de Alejandro Sanz & Alicia Keys: en palabras de su autor, “una canción muy positiva para quien busca su paraíso, que muchas veces está dentro de nosotros, aunque a veces nos empeñemos en buscarlo fuera”.

Color esperanza”, de Diego Torres: explotada hasta la extenuación, sería imperdonable no incluir la tonada del argentino como colofón.

Con información de Efe

Facebook Comments