Padre de la difunta Naya Rivera tuvo un mal presagio con su hija

El padre de la fallecida actriz Naya Rivera, George Rivera, habló del último contacto que sostuvo con su hija, el cual habría sido minutos antes de su muerte.

Cuando Naya estaba en un lago a las afueras de Los Ángeles, paseando con su hijo Josey en un bote alquilado, llamó a su papá por FaceTime para pedirle un consejo.

“Quería ir a nadar con Josey en medio del lago”, dijo el padre de la actriz a la revista People en una entrevista exclusiva. Pero cuando su hija mayor le informó que el barco no tenía ancla, George, quien estaba tomando un descanso de la remodelación de su casa en Knoxville (Tennessee) cuando llegó la llamada, se dio cuenta instantáneamente de que saltar al lago para nadar era una mala idea.

Leer también: Geraldine Bazán habló de su nueva conquista

“Pude ver que soplaba el viento y mi estómago se encogió”, recordó el navegante experto. “No dejaba de decirle: ‘¡No salgas del bote! ¡No salgas del bote! Se alejará cuando estés en el agua’”.

“Tenía un mal presentimiento que me estaba matando”, afirmó. A las pocas horas de esa llamada telefónica, su mal presentimiento se hizo realidad.

A Josey, quien tenía 4 años en ese momento, lo encontraron con un chaleco salvavidas, durmiendo solo a bordo de la embarcación en las aguas del lago Piru, y Naya no estaba con él. El niño relató a los investigadores que él y su madre habían estado nadando, y que él volvió al bote, pero ella no lo hizo.

El cuerpo de la intérprete de 33 años fue descubierto flotando en una sección remota del lago cinco días después por buzos de búsqueda y rescate del condado de Ventura. Naya se ahogó luego de rescatar a su hijo Josey, según la oficina forense.

No olvides suscribirte a nuestro canal de Telegram, unirte al grupo de WhatsApp, además de seguirnos en InstagramTwitter y YouTube.

Facebook Comments