Ritual de los siete granos - foto cortesía
Ritual de los siete granos - foto cortesía

En estos tiempos de cambios y de reencuentro con viejas costumbres, es necesario agradecer por lo que tenemos, así como aquello que estamos por recibir. Varias culturas cuentan con distintos rituales para retribuir a la madre Tierra lo que no regala a través de los alimentos que nacen de ella. De estas ofrendas se conocen muchas variantes, una de ellas es el bol o frasco con los siete granos mágicos en el cual se mezclan energía para materializar nuestro deseo de superación, prosperidad, abundancia y plenitud.

¿Dónde depositar los granos? Esto depende de tu necesidad de activación del deseo, porque un vaso o una bolsita de tela, también se convierten en un vehículos para canalizar tus intenciones.

Las semillas básicas que utilizaremos son: trigo, cebada, arroz, mostaza, oliva, lentejas y maíz. El trigo se utiliza para pedir fortaleza en nuestro cuerpo. La cebada genera límites y nos pueda ayudar a focalizarnos.

Leer también: ¡Increíble! Con el carbón espantas lo malo de tu vida

Por su parte el arroz, atrae bendiciones y abundancia. Los granos de Mostaza aseguran expansión de la fe y confianza. Las semillas de Olivo se utiliza para activar la salud como fundamento de la vida. las lentejas atraen la buena surte y la abundancia. Por su parte el maíz, ha sido catalogado como un símbolo de longevidad, prosperidad, protección y espiritualidad.

Materiales

  • Una cucharada de  semillas o granos de  de trigo, cebada, arroz,  mostaza, olivo, lentejas y maíz.
  • Un envase de vidrio o una bolsita de tela roja.

Preparación

Limpia los granos o semillas y quita todo los que observes picados o dañados. Trata de que sean fresco para que se active la abundancia y sobre todo la salud. Coloca uno por uno los granos en el envase conectándote con la energía que ellos nos dan por su condición natural, es decir: Trigo salud a través de una buena alimentación.

La cebada enfoque y nos centra en lo que deseamos conseguir. Arroz, atrae bendiciones y abundancia, así como alimento para el mundo. Mostaza confianza en nuestras habilidades y talentos.

Oliva se utiliza para activar la salud como fundamento de la vida. Las lentejas abundancia y expansión, mientra que el maíz nos conecta con nuestra esencia espiritual que nos dejaron nuestros antepasados.

Coloca el envase en el centro de tu sala o en la cocina donde no se exponga al calor. Si prefieres prepara una bolsita y llévala en tu cartera con menos cantidad de semillas. La conexión espiritual saldrá de ti por eso a quien agradecer o invocar esa tu decisión. Bendiciones.

Por: Eleodina Ramírez Araos

Periodista y Astróloga

[email protected]

No olvides suscribirte a nuestro canal de Telegram, unirte al grupo de WhatsApp, además de seguirnos en InstagramTwitter y YouTube.

Facebook Comments