Fantástico, una mujer logró lo que pocos pueden hacer con la naturaleza

Foto - cortesía

Una historia de compromiso y entrega la protagonizó una mujer asiática al plantar dos millones de árboles, en un desierto para hacer realidad el sueño de su hijo.

Yi Jiefang es la madre que sufrió una terrible pérdida familiar, luego que su descendiente Yang Ruizhe perdiera la vida en un aparatoso accidente en el 2000. Ante esta lamentable experiencia, la procreadora decidió trazarse una meta para cumplir con los deseos de su hijo.

mujer-naturaleza-madre
Foto – cortesía

Leer también: Adele conmocionó las redes al mostrar un nuevo look irreverente

Yang era estudiante de una universidad en Japón y quería regresar a su país natal China, pero al no poder hacerlo, su madre se comprometió con seguir el propósito de él. “Me dijo: ‘Después de graduarme de la universidad, quiero volver a casa y plantar árboles, todo un bosque”, comentó la mujer. Actualmente, Yi ha sembrado más de dos millones de plantas en la Región Autónoma de Mongolia Interior del norte de China. Pero eso no es todo, pues hasta ahora asegura no planea detenerse.

Foto – cortesía

Dos años es el tiempo que tiene la mamá del estudiante fallecido, plantando matas. Claramente, ha ejecutado a cabalidad con el objetivo que tenía pensado hacer Yang. Además, la señora junto con el padre de su hijo, Yang Antai recaudó los fondos necesarios para crear una fundación llamada Green Life. Dicha organización, sin fines de lucro, labora en proyectos dedicados en la plantación de árboles en Mongolia Interior.

“No podemos llevarnos un centavo cuando dejamos este mundo. Pero si usamos el dinero para plantar árboles, se queda en el mundo para siempre”, dijo la madre.

Para ampliar otras informaciones, síguenos en nuestras cuentas de redes sociales, Instagram @revistaronda, Twitter @revistaronda y YouTube Revista Ronda.

Facebook Comments