Michael Jackson señaló a Elvis y a los Beatles por desigualdad racial

Michael Jackson atacó a íconos musicales como The Beatles y Elvis Presley por ser supuestamente “precursores de la desigualdad racial” en la industria musical.

Así se revela en varias cartas escritas en 1987, en el apogeo de su fama, y que salieron a la luz en un reportaje del diario The Sun.

“Los hombres blancos siempre han marcado las páginas de la historia de la música, que ha puesto a los blancos por encima de los negros”, dijo Jackson.

Jackson puso como ejemplo de sus reflexión el que Elvis Presley fuera nombrado como el “Rey del rock”y Springsteen como The Boss (El Jefe), y que se señalara a The Beatles como los mejores de la historia.

“El rey del pop” admite en su misiva que los Beatles “eran buenos músicos”, pero “no mejores cantantes ni bailarines que los negros”.

Ni rey ni jefe

En la carta, el autor de éxitos como Billie Jean y Beat It expresa que los hombres blancos controlan los medios y la prensa y hacen que el público crea lo que ellos quieren.

“Elvis no es ‘El rey’ y le mostraré a Springsteen quién es el jefe”, escribió también el artista, quien expresaba que estaba “muy enojado” y que cambiaría las cosas.

“Mi objetivo es llegar a ser tan grande y tan poderoso y convertirme en héroe para acabar con esos prejuicios. Hacer que estos niños blancos me amen vendiendo más de 200 millones de álbumes”, acotó.

Lea también: La reina Sofía paga los platos rotos de Juan Carlos I

Michael revela en la misiva que su empeño en luchar contra ese racismo surgió también después de haber sido rechazado por algunas “revistas blancas” para sus portadas.

“Lo hago por ira. Por probarme a mí mismo. Quiero a los blancos, a los negros, a todas las razas. Quiero lo que es justo. Ahora es el momento de mi reinado. Quiero que todas las razas se amen como si fueran una sola”, concluye en su escrito.

Jackson hizo amistad con ex Beatle Paul McCartney y grabó dos temas con él (The Girl is Mine y Say, Say, Say)

Cabe destacar que Michael Jackson cambió completamente su apariencia física, suavizando sus rasgos negroides, a través de múltiples cirugías.

De igual forma, consiguió aclarar el color de su piel con su supuesto tratamiento para luchar contra el vitiligo que decía padecer.

Así mismo, tras comprar el catálogo de canciones de “Los cuatro fabulosos de Liverpool”, Jackson hizo una fortuna. De hecho, al morir, ese catálogo era la joya de la corona de su patrimonio.

Para ampliar otras informaciones, síguenos en nuestras cuentas de redes sociales, Instagram @revistaronda, Twitter @revistaronda y YouTube Revista Ronda.

Facebook Comments