El pianista venezolano Kristhyan Benítez regresa a Venezuela para presentar su más reciente álbum titulado “Nosotros”, su tercera producción discográfica. Además, el domingo 8 de marzo ofrecerá un concierto en la Concha Acústica de Bello Monte, acompañado de la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho, bajo la dirección de Elisa Vegas.

Nosotros, lanzado el 2 de febrero, contiene 11 tracks, entre los que destacan una moderna versión de la popular “La vaca mariposa” de Simón Díaz, una atemporal propuesta de “Tan enamorados” -canción talismán de Ricardo Montaner en los años 80-, una melancólica propuesta de “Eres una en un millón” de Ilan Chester y una versión actualizada “Motivos” de Italo Pizzolante.

El álbum de estudio cuenta con una serie de colaboradores que convierten al proyecto en un valioso aporte a la historia musical del país, pues se encuentran: Mariaca Semprún, Laura Guevara, Sebastián Ayalabaterista de La Vida Boheme-, el ganador del Grammy Jorge Glem, la violinista Daniela Padrón, el vanguardista Alberto Stangarone -conocido artísticamente como Sunsplash- y la ganadora del reality español Operación Triunfo, Ainhoa Cantalapiedra.

“Este disco es el resultado de un proceso que ha durado unos cuatro años aproximadamente, y nace del desarraigo que experimentamos la mayoría de los venezolanos que por alguna razón u otra vivimos lejos de nuestro país. Con este álbum quiero que los venezolanos nos reconciliemos con nuestra idiosincrasia, con nuestros valores como país, con lo que nos hizo sentir orgullosos en un momento y que por la indigestión política, económica y social actual hemos preferido olvidar”, aseguró Benítez.

Hay que señalar que el lanzamiento de este nuevo trabajo discográfico viene acompañado por el videoclip de «Desesperanza», un bolero de María Luisa Escobar -fundadora del Ateneo de Caracas- y que años más tarde popularizó Alfredo Sadel. Grabado en Ciudad de México por la productora mexico-venezolana Rockanfella, el clip muestra un impresionante trabajo técnico en el que más de 50 lámparas programadas se activaron al compás de esta poderosa pieza.

Facebook Comments