No es la primera vez que Kim Kardashian habla de su psoriasis o muestra el aspecto de su piel cuando le ataca. En febrero del presente año, cuando reveló que padecía esta enfermedad publicó un selfie que, entre sus atuendos, se podía observar la aparición de las rojeces.

En esta ocasión, para darle un empujón al website de bienestar y estilo de vida de su hermana Kourtney, Kim Kardashian se dejó fotografiar a plena luz, sin filtros y con las ronchas al rojo vivo; esto como prueba definitiva de que la afección no es ninguna broma.

El texto que acompaña las imágenes se titula “Kim Kardashian comparte su experiencia con la psoriasis”. En el mismo aparecen curiosidades sobre su relación con la enfermedad. Entre ellas, que está familiarizada con la afección desde niña, pues su madre también la sufre. Sin embargo, no se dio cuenta de lo duro que es vivir con esta enfermedad autoinmune hasta que experimentó su primera crisis a los 25 años.

Asimismo, comentó que tuvo que aprender por sí misma lo que funcionaba y no con su piel. Mientras a su madre le aliviaba tomar rayos uva, a ella le irritaban aún más.

 

Facebook Comments