Foto - Cortesía
Foto - Cortesía

James Franco ha alcanzado un acuerdo preliminar en una demanda que lo acusaban por intimidar a sus alumnas en la escuela de cine e interpretación que él fundó.

Ambas partes remitieron un documento conjunto el pasado 11 de febrero al juez de la Corte Superior de Los Ángeles, indicando que se había alcanzado un acuerdo en la demanda colectiva presentada por exalumnas de la escuela Studia 4, que abrió en el 2014 y cerró en el 2017. Si bien, aunque algunos aspectos de la demanda presentada podrían mantenerse.

Leer también: Noah Centineo no quiere más personajes adolescentes

Las exalumnas y hoy actrices Sarah Tither-Kaplan y Toni Gaal han acordado retirar sus acusaciones particulares, demandas presentadas en 2018, en la que alegaban que Franco presionaba a sus estudiantes para interpretar escenas de sexo cada vez más explicitas ante la cámara.

Ambas partes negociaron durante meses, y el proceso judicial estaba en pausa mientras continuaba el diálogo.

Según el comunicado conjunto, las acusaciones de otras demandantes en el proceso serán desestimadas sin prejuicio, lo que indican que pueden volver a presentarse fuera de la demanda colectiva. Cabe destacar, que en el mismo no se revela cuánto dinero pudo incluir el acuerdo del actor con las víctimas.

No olvides suscribirte a nuestro canal de Telegram, unirte al grupo de WhatsApp, además de seguirnos en InstagramTwitter y YouTube.

Facebook Comments