La presentadora Ivonne Reyes, de 52 años, decidió darle un giro radical a su vida profesional, un cambio que la aleja de la televisión.

Según revela en sus redes sociales, la venezolana aprovechó su crisis de vida tras “el engaño” de Gabriel Fernández (El Chamo Gabriel) para reinventarse  como coach comunicacional. Reyes, además, está realizando un máster de coaching ontológico-social.

“El próximo mes presento el examen y de conseguir aprobarlo, seré  oficialmente coach personal”, dijo, revelando que entonces hará “una gira que empezará en Miami”.

El nuevo proyecto de la también actriz destaca los talleres “Tu puesta en escena en la vida”, con los que busca ayudar a las personas a desenvolverse mejor frente al público y ante las cámaras.

“Finiquitando detalles para arrancar nuestra aventura… sumérgete en el mundo de la comunicación. ¿Me acompañas?”, posteo en su cuenta en Instagram al iniciar su proyecto.

Lea también: Emma Roberts cuenta por qué bloqueó a su mamá

Ivonne comentó al medio Jaleos que el coaching no  es un hobby sino su nueva forma de ganarse la vida y que ahora se siente “realizada”. La actriz desveló que por seguir ese camino ha rechazado varias ofertas para hacer televisión.

La decisión de la venezolana se produce luego de meses del escándalo que arruinó su boda con El Chamo Gabriel.

“Aún estoy digiriendo que Gabriel me ha sido infiel, tenía una doble vida y obviamente he cancelado nuestra boda”, contó en su momento la también modelo.

Y añadió: “Estoy muy decepcionada, me siento engañada y utilizada”, acotó Reyes. La animadora dijo que sus sospechas iniciaron al descubrir unos mensajes en el teléfono de su ex, en los que una mujer le preguntaban qué hacía saliendo con ella y en los que otra mujer le insultaba.

“Él me dijo, y mantiene, que es una fan loca”, comentó Ivonne a la revista Semana, medio que publicó la exclusiva.

No olvides suscribirte a nuestro canal de Telegram, unirte al grupo de WhatsApp, además de seguirnos en InstagramTwitter y YouTube.

Facebook Comments