La Oficina Forense del Condado Los Ángeles dio a conocer el viernes las autopsias de los nueve ocupantes de la nave accidentada en la que perdió la vida el deportista Kobe Bryant junto a su hija y acompañantes.

El exjugador estrella de los Lakers de Los Ángeles, tenía en su sistema el medicamento metilfenidato en el momento que se estrelló el pasado 26 de enero en las montañas cercanas a Los Ángeles.

El informe indica que Bryant tenía como único medicamento en su sistema, el metilfenidato, que se vende bajo la marca Ritalin y que sirve para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad y la narcolepsia, según confirmó Efe.

Los datos relevan también que el piloto que tripulaba el helicóptero, Ara Zobayan, no tenía alcohol ni drogas en su sistema. Así lo dio a conocer la Oficina Forense del Condado Los Ángeles, basándose en las autopsias, que se publicaron este 15 de mayo.

El documento también indica que todos los ocupantes de la nave sufrieron heridas fatales inmediatas cuando el helicóptero se estrelló contra una ladera.

En el texto describen que hubo huesos rotos, partes del cuerpo desmembradas y un hedor de combustible en lo que quedaba de la ropa que se quemó.

Se indica que las causas de muerte de Bryant, su hija Gianna de 13 años, el piloto, y los demás ocupantes fueron debido a un trauma profundo.

Bryant se dirigía al torneo de su hija en su Mamba Sports Academy, en Thousand Oaks, la mañana del 26 de enero.

Las autoridades federales siguen investigando las causas que pudieron provocar el accidente.

En el mismo helicóptero también viajaban el entrenador de béisbol de Orange Coast College, John Altobelli, su esposa, Keri, y su hija Alyssa; Christina Mauser, quien ayudó a Bryant a entrenar al equipo de baloncesto de su hija; y Sarah Chester y su hija Payton.

Facebook Comments