Las famosas, así como muchos de los que hacen vida en el mundo artístico constantemente están en la búsqueda de una imagen “perfecta”. En esa búsqueda interminable tratan de conseguir la imagen idealizada de sus cuerpos o rostro lo que las lleva a estar entrando una y otra vez al quirófano.

Al margen de los riesgos que implican las cirugías, que no son pocos, algunas veces esta adicción de las famosas a las cirugías termina por arruinarles el físico y quedan muy lejos de ese ideal de perfección.

Aquí te mostramos algunas famosas que se volvieron adictas al bisturí:

Cher

La famosa cantante estadounidense confesó en una entrevista que se había hecho unas 20 operaciones estéticas.

Donatella Versace

Aunque la diseñadora de modas nunca fue muy agraciada físicamente el exceso de cirugías la convirtieron en alguien no muy agradable a la vista.

Renée Zellweger

Resultado de imagen para Renée Zellweger antes y después

La actriz estadounidense sorprendió negativamente a sus seguidores y a la prensa al cambiar de manera radical su rostro.

Kim Kardashian

Resultado de imagen para Kim Kardashian antes y después

La celebridad estadounidense tiene encima más procedimientos estéticos que millones en su cuenta.

Eiza González

Resultado de imagen para Eiza González antes y después

Eiza González comenzó a trabajar en televisión por su increíble talento, pues fue después de trabajar en algunos dramáticos que reunió la “platica” para operarse y convertirse en la belleza que es hoy.

Pamela Anderson

Resultado de imagen para Pamela Anderson antes y después

Famosa entre famosas, si hay alguien en la industria cinematográfica a quien le gusta entrar a un quirófano esa es Pamela Anderson, quien al parecer tiene una lucha perenne con la edad.

Jackie Stallone

La madre del famoso actor Sylvester Stallone se dejó envolver sin duda en el ambiente de trabajo de su hijo y se volvió una adicta a las cirugías estéticas.

Mira más de En el top, aquí

Facebook Comments