El titiritero, animador e ilustrador estadounidense Carroll Spinney murió este 8 de diciembre, a los 85 años, en su casa de Connecticut, Estados Unidos, según informó la organización Sesame Workshop a través de Twitter.

Spinney, quien interpretó durante 50 años a Big Bird en el histórico programa televisivo Plaza Sésamo y hasta logró convertir en adorable a un amante de la basura como Óscar el Gruñón, sufría una enfermedad que afectaba a sus movimientos llamada distonía.

Big Bird, Óscar y Spinney eran parte de Plaza Sésamo cuando debutó el 10 de noviembre de 1969, con el objetivo de entretener y educar a los niños, sobre todo de familias con bajos ingresos. El titiritero anunció su retiro a los 84 años, es decir, en octubre de 2018, tras completar los episodios que serían emitidos en 2019 para celebrar el 50 aniversario del programa.

Con Spinney dentro, Big Bird bailó con The Rockettes en el Radio City Music Hall, cantó en el Carnegie Hall, apareció en los Emmys, en la portada de la revista Time e hizo una gira por China con Bob Hope. Asimismo, compartió el escenario con artistas de la talla de Johnny Cash y Michael Jackson.

La carrera del artista dentro del plumaje y la gracia de Big Bird fue narrada en el 2015 con el documental I am Big Bird. La cinta relató algunos de sus momentos más oscuros, incluidos pensamientos suicidas después de que su primera esposa le dejó y se llevó a sus hijos, así como los celos que sintió cuando le parecía que el personaje Elmo se volvió más popular que Big Bird.

“Estoy seguro de que haber sido un pájaro me ha hecho una mejor persona”, escribió en su libro The wisdom of Big Bird (and dark genius of Oscar the Grouch).

Facebook Comments