Fotos: Cortesía IMDB

A los 94 años de edad ha fallecido la actriz británica Honor Blackman. Recordada por dar vida a Pussy Galore en la cinta Goldfinger (1964), personaje que la inmortalizaría en la cultura pop y en Hollywood, partió por causas naturales rodeada de todos sus seres queridos. Así lo informó el diario The Guardian, sin precisar mayores detalles.

Con una rica filmografía detrás, recordamos algunas de las películas y personajes que la convirtieron en una estrella de la meca del cine.

Hollywood la descubre como coprotagonista de Conspirador (MGM, 1949), film protagonizado por Elizabeth Taylor y Robert Taylor.

El divorcio de su primer esposo, Bill Sankey, la llevó a sufrir un colapso nervioso a mediados de la década de 1950. Tras su recuperación en un hospital, volvió al celuloide para reconstruir su carrera.

En 1958 obtuvo un rol principal en uno de los recuentos más famosos del trágico hundimiento del “Titanic” en la película A Night to Remember, protagonizada por Kenneth More y David McCallum.

Vendrían luego The Square Peg (1958 – 1959) junto al comediante Norman Wisdom, y A Matter of WHO (1961) con Terry-Thomas.

Tras el éxito logrado en cine, en los 60, le llegó la oportunidad de abrirse paso en la TV, donde entró por la puerta grande. La serie The Avengers (1961), fue su primer gran papel en la pantalla chica. La historia era protagonizada por Patrick Macnee como John Steed. Blackman daba vida a la señora Cathy Gale. Vestida de cuero desbordó belleza, confianza en sí misma y un cuerpo tonificado que atraería a los hombres y a las mujeres como una figura inspiradora para el movimiento feminista de dicha década.

En 1963 se convertiría en la diosa griega “Hera” de la saga de películas Jason and the Argonauts, con Ray Harryhausen de protagonista. Dos años más tarde llevaría las riendas del melodrama Life at the Top con Laurence Harvey.

El papel más importante de su trayectoria, “Pussy Galore“, en uno de los filmes de James Bond Goldfinger, llegaría en 1964. Embutida en la piel de una de las amantes del mujeriego “007”, inmortalizado por Sean Connery, enamoró al público, siendo su mayor logro en el séptimo arte.

Su segundo esposo fue el actor Maurice Kaufmann, de quien se divorció en 1975, pero antes de hacerlo adoptó a sus dos hijos en 1960. Tras su segundo divorcio prefirió mantenerse soltera al cuidado de sus hijos y, más tarde, también de sus nietos sin separarse del teatro, al que le encontró amor de la mano de Kaufmann.

(Con información de Imdb.com)

Facebook Comments