Sir Alan Parker, el aclamado director británico de películas como Fama y Evita, murió este viernes (31 de julio) a los 76 años.

Sus muchos otros créditos incluyen cintas como El expreso de medianoche, Mississippi Burning, Pink Floy’s The Wall, The Commitments, Angela’s Ashes y Birdy.

Según BBC, el cineasta falleció después de una larga enfermedad y le sobreviven su esposa Lisa Moran-Parker, cinco hijos y siete nietos.

Fue homenajeado en los Bafta, el premio más importante del cine británico

 

Parker fue dos veces nominado al Oscar como Mejor director, por Expreso de medianoche, 1978; y por Mississippi Burning, en 1988.

Aunque exploró diversos temas y géneros, regresó con frecuencia a la música como tema de inspiración.

Sus películas Bugsy Malone, Fama, Pink Floyd the Wall, The Commitments y Evita eran todas musicales o tenían elementos musicales fuertes en una forma u otra.

Impacto cultural

Parker nació en Londres en 1944 y comenzó su carrera en publicidad como redactor, pero rápidamente se graduó para escribir y dirigir comerciales.

Con Madonna y Antonio Banderas durante una de las presentaciones de “Evita”

En 1974 dirigió la película de la BBC The Evacuees, ganando un Bafta para la dirección – el primero de siete premios que recibió de la Academia Británica.

En 1984, los Bafta lo honraron con el prestigioso Premio Michael Balcon por su destacada contribución al cine británico.

Uno de sus mayores logros fílmicos fue Expreso de medianoche, la desgarradora historia de la vida real de un hombre, Billy Hayes (interpretado por Brad Davis), enviado a una prisión turca por contrabando de hachís.

La película ganó el Oscar al Guion adaptado para Oliver Stone y Banda sonora, y fue nominada a mejor película, director, actor de reparto (John Hurt) y montaje.

Según Variety, la película tuvo tal impacto en la cultura que incluso hoy en día una sentencia en una prisión turca se invoca retóricamente como el peor castigo posible, justa o injustamente.

Facebook Comments