Sean Spicer quien fue el primer secretario de prensa que tuvo la legislatura de Donald Trump, y que solo se mantuvo durante 6 meses, abandonó los trajes y las corbatas para formar parte del programa Bailando con las estrellas, de la cadena estadounidense ABC.

El político de 47 años se envolvió entre flecos y lentejuelas y debutó como bailarín el pasado lunes. Spicer fue el segundo de la noche en actuar. Cuando llegó su turno, el escenario se transformó en un conjunto de luces de neón azul y rosa con dos palmeras al fondo.

Al ritmo de la salsa bailó Spice up your life de las Spice Girls y resaltó en el escenario con un pantalón blanco y, la prenda estrella de la gala, una camisa verde con mangas de grandes flecos.

Aunque, por momentos, le costó seguir a su compañera, una bailarina de 25 años llamada Lindsay Arnold, usuarios de las distintas redes sociales detallaron que resolvió sin perder la sonrisa y remató el número arrodillado y con los brazos abiertos, mientras caían serpentinas de colores.

El republicano obtuvo una puntuación de 12 sobre 30 y quedó de penúltimo en la clasificación, por delante del exjugador de baloncesto Lamar Odom. A pesar de su debacle, los tres jueces reconocieron que el número fue divertido y «extrañamente entretenido», apuntó Bruno Tonioli.

Facebook Comments