Rosita - Cortesía

Una historia escabrosa, cual película de suspenso, es la que cuenta la popular vedette venezolana, Jimena Araya, quien en un nuevo capítulo en su canal de Youtube, contó parte de lo que fue su caso penal, en el que la acusaron de complicidad por escape de reos, en una cárcel del país, tal como ella lo cuenta.

Luego de gozar de todas, o casi todas, las opulencias de la fama, su vida cambio drásticamente. “Dos días antes que saliera esta noticia, ya me habían advertido que estuviese preparada, sí sabía por lo que iban, pero nunca estuve preparada porque no hice nada”.

Leer también: Tito el Bambino se descargó contra los detractores

Rosita, como bien se le conoce en la farándula, confiesa que todo comenzó cuando ella visitaba a un familiar que estaba detenido en ese centro penitenciario de Maracay, estado Aragua; hecho posterior su primo sale airoso de la cárcel y según su versión, “en ese momento la vinculan en el caso ya mencionado”.

“él sale, se va del país, yo fui dos veces a verlo y se fugan doce personas y lamentablemente se me culpa de que yo fui cómplice y hablan hasta de un cruce de llamadas y pare de contra, me cambia la vida en un abrir y cerrar de ojos”, relata.

Allí comienza su travesía y, en medio del desespero se fuga, pero asegura que lo hizo por miedo. Describe que luego de meses huida y pasando calamidades habitacionales, decide regresar porque su caso estaba casi listo; fue en este tiempo cuando la descubren los cuerpos policiales internada en una residencia, ubicada en un pueblo de Carabobo.

Pide ayuda a Chávez (+)

En ese momento, eran pocas las opciones que tenía la exuberante mujer, por ello decidió enviarle un mensaje, a quien fuese presidente de la República en ese momento, Hugo Chávez, de allí la señalan como “enchufada al Gobierno”, hecho que a su vez también niega.

“No por eso yo estaba enchufada con el Gobierno, mi caso no cerró ahí mismo, hasta ahora duró 7 u 8 años abierto, cosa que la gente no sabe, por eso yo no podía hablar, porque el caso seguía abierto”, sostiene.

Aquí el video…

No dejes de seguirnos en Twitter como @revistaronda.

Facebook Comments