No, no, no. Definitivamente Madonna parece haber perdido el amuleto de la suerte que la acompañó por más de 40 años de carrera. Y es que últimamente no pega una y está quedando como la propia cucú.

Page Six lo cuenta en un trabajo especial en torno a los desastres que está cometiendo desde que pasó los 60 años (ya tiene 61). Para ello entrevista a varios expertos y amigos, quienes creen que si no está loca, la diva del pop podría estarle pasando coleto a la playa.

Según coinciden, ese extraño estilo de Norma Desmond en Instagram, siguiendo los pasos de su reciente y moribunda gira de conciertos Madame X, son prueba de que perdió toda conexión con su audiencia.

“La adoré y todavía lo hago, pero estoy decepcionado. Es como si se estuviera vendiendo para seguir recibiendo atención y no sabe lo raro que le está saliendo todo”, dijo al portal uno de los trabajadores de reina del pop.

Entre sus confesiones noctámbulas en la red social de la camarita, la intérprete del tema Vogue, asegura que extraña “interactuar con las personas” y que a menudo no puede dormir. A la par sube videos sin sentido. Uno de ellos desnuda en una bañera y llamando al coronavirus “el gran ecualizador”. Ella decía que gracias a su fortuna lo superaría. Tras las críticas lo eliminó.

También llegó a subir uno en el que salía en el baño de su cada cantando con un cepillo para el cabello en la mano, letras sin sentido sobre el pescado frito.

Facebook Comments