Cortesía: Infobae

Karla Borella-Leon, de 18 años y ascendencia mexicana, es una de las elegidas para participar en el primer estudio de una vacuna contra el Covid-19.

“Es la primera oportunidad que he tenido de hacer una gran diferencia en el mundo”, comentó la joven estudiante de la Universidad de Seattle, según reseña el portal Infobae.

Karla reveló que se interesó en el tema del coronavirus desde que comenzaron a surgir las noticias desde China, aunque en ese momento no lo consideró una amenaza.

“Todo empezó cuando escuché que mucha gente en Seattle se estaba enfermando de coronavirus, eso me hizo sentir mal”, contó a Infobae desde Seattle.

“Este virus afecta principalmente a las personas mayores, por eso me entristeció mucho saber que mis abuelas, una con diabetes y otra sobreviviente de cáncer, podrían estar más expuestas a este virus y potencialmente morir”, dijo Karla.

La más joven

Cabe destacar que Borella-Leon es la participante más joven del estudio, desarrollado por el Instituto de Investigación de Salud Kaiser Permanente de Washington.

Aunque para el momento de este reportaje (marzo pasado), Karla aún tenía que pasar varias etapas para saber si recibiría finalmente una dosis de la vacuna, la chica no teme los posibles efectos secundarios.

Cortesía: Infobae

“Algunos de los miembros de mi familia están preocupados por los efectos secundarios, o incluso por la posibilidad de que pueda contraer el virus”, reveló.

“Nos han explicado todos los riesgos muy claramente. En ningún punto del estudio estaré expuesta al virus. Puede haber otros efectos secundarios, pero solo lo sabremos una vez que me inyecten”, dijo.

El estudio reclutó a adultos sanos de entre 18 y 55 años. Más de 2000 personas se inscribieron, aunque solamente 45 fueron elegidas.

Ahora, Karla deberá asistir a 11 visitas, durante un período de 14 meses para saber si la vacuna funciona.

Lea también: ¿Tom Hanks ayudará en la vacuna del coronavirus? Entérate cómo

De acuerdo a la Dra. Lisa Jackson, investigadora principal del Instituto de Investigación de Salud Kaiser, que participó en el estudio, los primeros resultados son esperanzadores.

Pensamos que las respuestas inmunitarias parecen prometedoras, pero no sabemos si los niveles que estamos viendo realmente protegerían contra la infección”, explicó a CNN.

“Es realmente difícil saberlo hasta que se realice el ensayo de eficacia. Así que estamos sentando las bases para el juicio que proporcionará esas respuestas”, detalló.

Facebook Comments