La actriz estadounidense Reese Witherspoon fue demandada por ofrecer vestidos gratis y no cumplir su promesa.

El pasado 2 de abril, la firma de moda de la actriz anunció a través de Instagram que regalaría un vestido a todos los profesores. El objetivo de este era reconocer la labor que realizaban con los niños durante los días del confinamiento.

 “Estimados maestros: queremos decir gracias. Durante la cuarentena vemos que trabajan más duro que todos para educar a nuestros hijos”, escribió la actriz en la red social.

Lea también: Reese Witherspoon confiesa problemas de ansiedad

“Para mostrar nuestra gratitud, a Draper James le gustaría darles a los maestros un vestido gratis”, prometía la marca de la artista.

En la publicación aclaraban que para tener el vestido tenían que rellenar un formulario antes de una fecha y que la oferta estaría disponible hasta agotar existencia.

La queja

Según publica el portal TMZ, tres profesoras aseguran que el anuncio prometía un vestido para todo el que se suscribiera y no advertía que solo regalarían 250. Debido a esto, las mujeres decidieron emprender acciones legales en contra de la firma y Witherspoon,

En su demanda colectiva, acusa a la ganadora de un Oscar de buscar publicidad y seguidores en las redes sociales con el ofrecimiento.

Según ellas, el costo de los vestidos que tendrían que entregar no supera los 12.500 dólares, cifra que “no representa nada” para una estrella como Witherspoon.

La protagonista de Legalmente rubia, por su parte, no se quedó callada y ofreció su respuesta al litigio a través de su abogado.

“Esta demanda trata de explotar injustamente las buenas intenciones de Draper James de rendir homenaje a la comunidad de profesores ofreciéndoles cientos de vestidos gratis”, dijo el letrado en un comunicado.

“El hecho de que las existencias fueran limitadas, y que por lo tanto no todos los profesores que respondieron iban a recibir un vestido gratis fue revelado, y no constituye motivo de demanda”, especificó.

Facebook Comments